Yoga para aliviar la depresión en nuestro sistema

298

Lindsey Hopkins, psicóloga adscrita a la Asociación Americana de Psicología (APA), reveló este jueves durante la última reunión anual de su comunidad médica en Washington D.C (EEUU), que el yoga puede ayudar a aliviar la depresión del sistema humano, aunque “no sea una panacea”.

Explicó que asistir a una clase de yoga, aporta una verdadera relajación al cuerpo y a la mente. Por tanto, varios estudios concuerdan en que esta práctica alivia cuadros de depresión en las personas.

“Creo que, en este momento, sólo podemos recomendar el yoga como un método complementario, que probablemente sea más efectivo en conjunción con los métodos estándares proporcionados por un terapeuta licenciado”, alegó la psicóloga Hopkins en un comunicado oficial de la APA.

Recalcó que, si bien el yoga no es una panacea, tiene un fuerte potencial que se basa en “evidencias empíricas”. Por ejemplo, Hopkins, quien es también psicóloga clínica en el Centro Médico VA de San Francisco (EEUU), cumplió una investigación donde 23 veteranos de guerra hicieron Hatha Yoga dos veces a la semana por dos meses continuos.

Este tipo de yoga (Hatha), se enfoca en los ejercicios físicos característicos de la disciplina, anexos a varias rutinas de meditación y de respiración.

“Todos los involucrados en el estudio tenían altas puntuaciones de depresión, y sus síntomas se aliviaron al finalizar la investigación. Tenemos conocimiento de otro estudio con el yoga Bikram (caliente), donde hubo una muestra de 52 mujeres con edades entre 25 y 45 años. Ellas hicieron dos clases a la semana por dos meses, y también experimentaron una reducción de su depresión bastante significativa, comparado con aquellas que no asistieron a clases”, dijo Hopkins.

Expertos en el tema del yoga y sus propiedades, manifestaron que dicha práctica sí mejora considerablemente la salud mental de los individuos, por lo que ahora -al menos en Estados Unidos- se está evaluando anexarla a las actividades regulares de su ejército. Dichos estudios son tomados como preliminares, pues aún no han sido publicados con propiedad en revistas médicas y de salud.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *