Wai-O-Tapu: aguas termales de colores en Nueva Zelanda

160

Nueva Zelanda ofrece a los turistas una excelente opción para su disfrute. Se trata de las aguas termales de colores, una mezcla de tonalidades imponentes, aguas de altas temperaturas, erupciones volcánicas y un excelente paisaje.

Wai-O-Tapu, en maorí (lengua hablada en Nueva Zelanda), significa Agua Sagrada. Esta zona cuenta con una gran cantidad de cráteres a los que les fue asignado un nombre hace cientos de años. La mayoría de los cráteres se han formado en los últimos 900 años. La maravilla termal satisface a los visitantes que llegan a la zona volcánica de Taupo, Waikato, para recorrer el lugar.

Una obra de arte queda corta al lado de la majestuosidad que se observa en esta zona volcánica. Los cráteres y piscinas de agua se caracterizan por la gama de colores que va de amarillos a rojos. Las temperaturas están alrededor de los 70ºC (158ºF).

Wai-o-Tapu es un área de 8 kms., cuya mayor parte está cerrada al público, localizada en la carretera que une Taupo con Rotorua. Actualmente está dividido en tres lugares diferentes, el área central donde se encuentran la mayoría de atracciones, el Geyser Lady Gnox y las piscinas de lodo. Estas dos últimas están fuera del complejo y es necesario ir en coche para disfrutarlas.

El Géiser de Lady Knox alcanza hasta los tres metros de altura cuando erupciona.

Una vez dentro de Wai-o-Tapu, se encuentran los cráteres. Dos de los más importantes son una caverna llamada Devil’s Home (Hogar del Diablo), un cráter humeante lleno de cristales de azufre formados por el enfriamiento de los gases de azufre; y el Rainbow Crater (Cráter del Arco iris), nombrado así por el color de los cristales de las paredes.

Aunque los costos del paseo pueden ser elevados, vale la pena por el paisaje. Se permite llevar alimentos y bebidas, así que esa es una alternativa de ahorro.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *