Un oasis en tierras peruanas

229

¿Un oasis en tierras peruanas? Sí, es cierto. Se trata del oasis de Huacachina, el cual está ubicado a unos 5 kilómetros de la ciudad de Ica, en medio del desierto costero del Pacífico.

Esta laguna de color verde esmeralda, se adorna con palmeras y eucaliptos a su alrededor. El sulfato y la sal de la laguna, mezclado con el cálido clima de la zona, son la razón por la que hacia los años 20 este lugar se convirtió en un famoso balneario.

El sitio se fue poblando cuando hoteles y casas comenzaron a construirse en los alrededores del lugar. La gente buscaba estar cerca del lago, sitio que con el tiempo fue aumentando su valor y hoy en día es visitado por gran cantidad de turistas.

Las actividades que se pueden realizar en el medio del desierto son algunos de los grandes atractivos en la zona, como surfear en la arena, pasear en buggys y cuatrimotos.

Como casi todas las partes del mundo, es mejor visitarla durante las temporadas bajas para poder disfrutarla mejor. A este paraíso peruano los visitantes lo califican con entre 4 y 5 estrellas, ya que es un sitio perfecto para el descanso y practicar deportes al aire libre.

Una leyenda sobre su origen 

Huacay China era una doncella que se casó con un guerrero que murió en batalla. La joven lloró día tras día, hasta que sus lágrimas formaron una pequeña laguna. Un día cuando ya oscurecía un joven guerrero pasó por la laguna y la vio. Ella se lanzó al agua. Esperó durante horas hasta que el joven se fuera y cuando salió se dio cuenta que ya no tenía piernas, era una hermosa sirena, dándole así el nombre a la laguna. La leyenda dice que cada noche de luna nueva, la joven sale de la laguna para llorar por su amado.

 




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *