Un hábito saludable: cambiar las sábanas de tu cama semanalmente

89

Según el microbiológo de la Universidad de Nueva York, Phillip Tierno, se recomienda cambiar las sábanas de las camas una vez por semana, no sólo para sentir su frescura al dormir sino para evitar que se acumulen hongos y bacterias que puedan afectar nuestra salud.

El descanso diario es fundamental y de allí la importancia de que nuestra cama sea lo más agradable posible y también lo más saludable que se pueda. Cuando dormimos, el cuerpo suda -los seres humanos somos capaces de producir cerca de 26 galones de sudor cada año- y ese calor puede contribuir a la acumulación de hongos y bacterias, además de los que provienen de las almohadas, las células muertas de la piel, la saliva así como el polvo que está en el ambiente y las células animales, si tienes mascotas en casa.

La frecuencia de cambio de las sábanas también puede aumentar si tenemos niños y mascotas en el hogar que suelen jugar en la cama, por tanto, hay que estar muy atentos porque ellos también son más susceptibles de enfermarse. En el caso de Argentina, con las estaciones climáticas, también hay que considerar que las sábanas se ensucian de manera diferente en cada una de ellas e incluso puede varias según la localidad en la que vivimos.

Igualmente si se derrama algún líquido o alimento es importante hacer la sustitución inmediata y se recomienda dejar la cama descubierta y libre por unas horas para que no se acumulen malos olores.

La mejor sensación cuando cambiamos las sábanas de la cama es el agradable olor que se desprende, su suavidad, lo que nos ayuda a descansar mejor. Es un hábito saludable e higiénico acostumbrarnos a hacer el cambio semanalmente para evitar alergias, estornudos y malos olores. Incorpora esta tarea en tus labores domésticas semanales y así será más sencillo acostumbrarte a ello.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *