¿Un desierto florido?

340

El desierto florido es un fenómeno que se produce en el desierto de Atacama (Chile), el más árido del planeta, y consiste en la aparición de una gran diversidad de flores en aquellos años en que las precipitaciones son inusuales y superan el rango normal para el desierto.

Que el desierto florezca es uno de los misterios de la naturaleza. Sin embargo, este acontecimiento sucede en la tercera región, principalmente al sur de la Cuesta Pajonales hasta el límite sur de la segunda región. La vegetación renace en periodos largos, en donde el panorama invita a visitantes de todo el mundo, a la cual se suman variadas especies de mamíferos como la vaca del desierto, aves, avispas, coleópteros y reptiles.

El proceso de floración se inicia al terminar julio y agosto aunque puede continuar hasta noviembre, una vez que las precipitaciones cesen y las temperaturas hayan sido las ideales. No obstante, el brote se da particularmente en las zonas con influencia costera y al interior. Algunas especies que habitan en esta zona son las añañucas rojas y amarillas, el Huilli de flores blancas, la Pata de Guanaco de flores fucsias, suspiros de color celeste y lila, malvillas blancas y azules, coronillas del fraile, senecios, lirios y cartuchos amarillos, copiapoas, garras de león y orejas de zorro.

Por ser un clima desértico hay una marcada oscilación térmica entre el día y la noche, y la temperatura máxima promedio es de 18,4º C y la mínima de 4,9º C. Las precipitaciones estivales son un poco más frecuentes y la máxima promedio es de 14,8 mm.

Si visitas este lugar, además de disfrutar este singular paisaje, con flores de diferentes tonalidades podrás realizar las siguientes actividades: treeking, observación de aves, paseos en bicicleta, picnic, contemplación flora y fauna, fotografía.

¡Una experiencia que vale la pena vivir!




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *