Trump se burló de indultar a los alborotadores del 6 de enero si es reelegido en mitin

Trump se burló de indultar a los alborotadores del 6 de enero si es reelegido en mitin

48

[ad_1]

El sábado, mientras el noreste estaba cubierto por la nieve, un expresidente de aspecto cansado estaba en Texas parloteando ante una gran multitud sobre sus problemas. Hace poco más de un año, la presidencia de un período de Donald Trump llegó a un final vergonzoso, cuando incitó a una multitud ya ruidosa, con la cabeza llena de mentiras sobre el fraude electoral, que luego asaltaron el edificio del Capitolio y provocaron cinco muertes. Aquellos que rompieron las barreras han sido detenidos por los federales, algunos porque en realidad llamaron a objetos perdidos y encontrados. Pero, dijo Trump, si es reelegido, volverán a las calles.

Trump no anunció formalmente que se postularía por tercera vez para el puesto que efectivamente lo puso en todo tipo de peligros legales y financieros, pero afirmó que las personas violentas que hirieron a docenas de policías y amenazaron con colgar a su vicepresidente eran ser tratado «tan injustamente» y que es una «vergüenza». Y puede que haga algo al respecto… en unos años.

“Si me postulo y gano, trataremos a esas personas a partir del 6 de enero de manera justa. Los trataremos de manera justa”, dijo Trump a la multitud. “Y si requiere indultos, les daremos indultos. Porque están siendo tratados tan injustamente».

La promesa de Trump se produce en medio de la investigación cada vez mayor sobre ese fatídico día por parte del comité selecto de la Cámara, que ha emitido decenas de citaciones, algunas de las cuales han sido ignoradas por personas que pueden terminar cumpliendo condena.

Hablando de eso, otro dolor de cabeza de Trump es la investigación de la oficina del fiscal general del estado de Nueva York y el fiscal de distrito de Manhattan sobre el historial financiero de la organización Trump. La fiscal general del estado de Nueva York, Letitia James, ya ha descubierto «pruebas significativas» de fraude. En su mitin, no llamó a los «fiscales por su nombre», pero sí los llamó «racistas» contra los blancos (James es negro).

Entonces Trump, quien ha tratado de distanciarse de los partidarios violentos a los que quiere perdonar, llamó a su base a enojarse aún más. “Si estos fiscales radicales, viciosos y racistas hacen algo malo o ilegal, espero que tengamos en este país las protestas más grandes que jamás hayamos tenido en Washington DC, en Nueva York, en Atlanta y en otros lugares”, tronó.

En otras palabras, la insurrección del 6 de enero fue buena y habrá otra, aún más grande, si lo procesan por los crímenes que pudo haber cometido.

Había mucho más que eso. Hizo una proyección pasada de moda por llamando a la «familia criminal Biden». Les dijo a sus seguidores, en gran parte no vacunados, que desafiar los mandatos evitando que ellos y otros mueran muertes prevenibles. Una vez más se jactó de pasar una prueba simple de demencia. El incluso reclamado que una New York Times El reportero le admitió que hubo fraude electoral, que sucedió totalmente. En otras palabras, una buena noche de sábado para los trumpistas.

(Calle CNN)

.

[ad_2]