'To Pimp A Butterfly' requirió experimentación

‘To Pimp A Butterfly’ requirió experimentación

62

[ad_1]

El tercer álbum de Kendrick Lamar, para chulo una mariposa, fue un gran cambio de dirección con respecto a su segundo álbum de 2012, Buen chico, ciudad MAAD. Encontró al rapero abandonando sus influencias anteriores de la Costa Oeste por un sonido basado en jazz, soul, funk y más. El cambio no fue fácil para él, requirió mucha experimentación y prueba y error para hacerlo bien. Durante un episodio del podcast de Spotify de Alex Pappademas El gran programa de éxitosque está estudiando el álbum seminal para su segunda temporada, Kendrick se sumergió en cómo lo hizo funcionar.

“Sí, solo estoy probando cosas, tirando la pintura en la pared y escribiendo mientras estos increíbles músicos rockean”, dijo. «Me gusta eso para ocho compases. Me gusta eso. Me gusta eso. Así que… antes de que saliera el álbum, la mierda sonaba mucho más compleja».

Kendrick luego explicó cómo su viejo amigo y productor Terrace Martin le enseñó sobre el jazz. «Millas [Davis] está tocando y sabes que está haciendo estos skats y estos ritmos. Y hombre, me dije a mí mismo: ‘Quiero poder hacer eso, pero quiero rapear de esa manera’. Y sabes, estar en esa cadencia y es súper desembolsado, pero sabes que es muy jazz, está muy influenciado por Miles Davis”, dijo Kendrick. “Fue lo que me inspiró lo que me decía Terrace. Él estaba como, ‘Hombre, no debes disculparte’. Si vas a ir allí, tienes que ir allí'».

El nuevo episodio llega cuando Kendrick fue anunciado como uno de los artistas principales del festival Rolling Loud en Miami.

Puedes escuchar el episodio completo de El gran programa de éxitos aquí.

.

[ad_2]