Subir a una montaña rusa puede acabar con cálculos renales

346

La ciencia médica avanza a pasos agigantados, en el caso de la salud renal la innovación apuesta a tratamientos menos invasivos, ya sea a través del uso de medicamentos para disolver los cálculos

Otros especialistas antes de pensar en una intervención quirúrgica utilizan la tecnología láser, pero raya en la curiosidad la investigación médica que indica que subir a una montaña rusa puede ayudarle a deshacerse de los cálculos renales en un abrir y cerrar de ojos.

Aunque suene impactante a esta conclusión llegó un especialista medico con descubrimiento que forma parte de los estudios premiados por el Ig Nobel de Medicina.

Vale resaltar que los premios Ig Nóbel de la medicina, son la forma divertida de premiar la ciencia creativa e innovadora.

De modo que deshacerse de los cálculos puede hacerse hasta de forma entretenida, según el estudio ganador de este premio falso para la investigación científica divertida, pero real.

Destaca que todos los estudios que reciben estos emblemáticos premios, se publican en revistas científicas revisadas por pares, tienen en común el ámbito de la investigación extraña e improbable.

En este 2018, el acreedor del premio de la Universidad Estatal de Michigan quien descubrió que el andar en una montaña rusa ayuda a los pacientes a superar cálculos renales con casi un 70% de éxito.

El profesor emérito del Departamento de Especialidades Quirúrgicas Osteopáticas David Wartinge, fue el especialista que se encargó de dirigir este estudio piloto y un estudio ampliado para evaluar si las historias que escuchaba de los pacientes eran ciertas.

La curiosa investigación fue publicada en el Journal of the American Osteopathic Association, donde revelan parte de las conclusiones.

Wartinger respecto a la investigación mencionó, “Básicamente, tuve pacientes que me dijeron que después de viajar en una montaña rusa en particular en Walt Disney World, pudieron pasar su cálculo renal”.

Afirmó además que tuvo un paciente que dijo haber botado tres piedras diferentes después de haberlo subido a la montaña rusa tres veces.

Comprobado con un riñón artificial

Por ello Wartinger lleno de curiosidad decidió salir y probar dicha teoría, de modo que un modelo 3D sintético validado de un riñón hueco completo con tres cálculos renales no mayores de 4 milímetros insertados en la réplica, sirvieron para desarrollar el experimento.

Este modelo de riñón artificial fue colocado en una mochila en Big Thunder Mountain en el parque temático 20 veces, los resultados fueron impactantes y coincidían con lo dicho por los pacientes.

“En el estudio piloto, sentarse en el último automóvil de la montaña rusa mostró una tasa de aprobación del 64 por ciento, mientras que estar sentado en los primeros automóviles solo tenía una tasa de éxito del 16 por ciento”, dijo Wartinger.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *