Sobrepeso va de la mano con fallas cardíacas

248

Estudios científicos concuerdan en que a medida en que las personas acumulan un peso irregular o mayor al que deberían tener, de acuerdo a su altura y capacidad física general, poseen mayor posibilidad de desarrollar insuficiencia cardíaca.

Profesores y expertos del Centro Médico Southwestern de la Universidad de Texas en Estados Unidos, explicaron que al ir aumentando de peso sin control, éste puede cambiar drásticamente la estructura del corazón y su capacidad real para bombear sangre al resto del cuerpo.

La única forma de dar un paso para revertir dicho proceso degenerativo es sin duda perder peso, afirmó el grupo de investigadores de acuerdo al tema planteado.

“Es sumamente delicada la situación o realidad de aquellas personas que aumentan de peso, incluso si lo hacen poco más de un seis por ciento, pues son más propensas a presentar un engrosamiento en el lado izquierdo del corazón, que es un indicador bien establecido de la insuficiencia cardiaca”, acotó el doctor Ian Neeland del referido centro médico americano.

Del mismo modo, el cardiólogo expresó que “las personas con problemas de sobrepeso son más propensas a tener reducciones en la capacidad de bombeo del corazón, pero si pierden peso lograrían mejorar su corazón al reducir el grosor del músculo cardiaco, lo que facilitaría minimizar el riesgo de insuficiencia cardiaca”.

Para este estudio, se tomó una muestra de más de 1200 hombres y mujeres, con edades entre 44 años, sanos y sin historial de enfermedades cardíacas. Las pruebas se repitieron nuevamente unos siete años después, con lo que los investigadores hallaron que un cinco por ciento de ese grupo de ciudadanos estaba propenso al llamado engrosamiento y agrandamiento del ventrículo izquierdo situación que atenta contra su futuro buen funcionamiento cardíaco.

“Los resultados son muy claros y contundentes. El rápido incremento de peso es malo para uno, punto. En este estudio, encontramos otro motivo por el que ganar incluso un poco de peso -a lo largo del tiempo- tiene efectos negativos para el corazón. Los pacientes deben darse cuenta de que mantenerse en forma es mejor que cualquier medicamento que un médico pueda administrar para su salud a largo plazo”, finalizó Neeland.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *