fatiga crónica

Síndrome de fatiga crónica, la enfermedad invisible que no tiene cura

331

La fatiga se caracteriza por un cansancio extremo que no se puede atribuir a ninguna otra enfermedad existente

Este sábado 12 de mayo se celebró el “Día Mundial de la Encefalomielitis Miálgica o Síndrome de Fatiga Crónica”, una enfermedad “invisible” que aún no tiene cura.

El síndrome de fatiga crónica se caracteriza por un cansancio extremo que no se puede atribuir a ninguna otra enfermedad existente.

Esta fatiga puede aumentar con el trabajo mental o físico, pero no se controla con descanso. Las causas también son, hasta ahora, desconocidas.

De qué tratá

Para los expertos, se trata de un trastorno multifactorial que no puede diagnosticarse con pruebas individuales. Por eso se requieren varias pruebas médicas que vayan descartando síntomas similares.

Algunos signos y síntomas son dolor de garganta, pérdida de concentración, fatiga, pérdida de memoria, agrandamiento de ganglios linfáticos en axilas o cuello, dolor de cabeza, dolor articular y trastornos del sueño.

El síntoma más evidente de este trastorno es el agotamiento extremo con duración mayor a las 24 horas después de realizar actividades físicas o mentales.

Para prevenir esta enfermedad se recomienda desde temprana edad realizar ejercicios moderados de dos o tres veces por semana y tener una buena alimentación.

Casos diagnosticados

La vida de una mujer de 29 años, licenciada en Derecho y Administración de Empresas, dio un giro inesperado cuando le diagnosticaron Síndrome de Fatiga Crónica (SFC). Desde hace un año y medio realiza inmunoterapias y permanece el 80% del tiempo en la cama.

El cansancio de Candela, así es como se llama, provocado por la enfermedad le quitó las ganas de hablar con la gente, por lo que no recibe visitas en su casa. Tiene, constantemente, una sensación de aturdimiento y niebla mental, se pasa todo el día dormitando, aunque no llega a estar dormida del todo.

Investigación

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció esta enfermedad como neurológica en 1969, pero Mena sostuvo que sigue “sin estudiarse en las universidades”. Para determinar que una persona tiene el SFC se utiliza un criterio de diagnóstico canadiense, que tiene un listado de 14 síntomas y la persona que padezca la enfermedad debe cumplir, al menos, siete de ellos.

Las mujeres son las más afectadas

El 85% de los afectados son mujeres debido a cuestiones hormonales, no es hereditaria, pero sí tiene predisposición genética. Sergio explicó que, a nivel visual, no se puede deducir que una persona está enferma porque no están demacrados, ni están con medicinas”.

Estos pacientes mueren antes que la población general y las causas más comunes de deceso son cáncer, enfermedades cardiovasculares y suicidio.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *