Sergio Lapegüe realizó una fuerte confesión

60

Sergio Lapegüe es uno de los hombres más magnánimos de la televisión y todo lo que dice genera repercusiones porque habla de manera directa, sencilla, franca y sin falsos divismos.

De hecho, gracias a su particular estilo de comunicar las noticias logró transformar radicalmente TN, haciendo que llegara a un público más amplio.

Asimismo, el periodista es consciente del rol que ocupa en la vida de muchas personas y, por esa razón, además de sus múltiples actividades profesionales, suele compartir largos y profundos textos en su página web donde no deja a nadie indiferente con sus reflexiones.

Esta es una manera muy particular de ver el mundo porque enseña a prestar atención a lo esencial y no perder de vista lo realmente importante.

En su último texto, Sergio volvió a conmover a todos con una confesión muy fuerte hecha a corazón abierto: “Se los digo siempre: soy una máquina de trabajar. Me levanto a las 4 de la mañana y me acuesto mucho más tarde de lo que debería”.

“A veces, en esas horas muertas, entre el canal y la radio, me tiro a dormir unos minutos en una habitación de hotel, pero nunca es suficiente”, comenzó el texto del periodista del grupo Clarín.

Vea también: Jorge Rial cruzó a Longobardi por los dichos de Catherine Fulop

“Nuestra familia es la tierra firme”, confesó Sergio Lapegüe

Luego continúa en ese mismo tono profundo. “Tampoco suelo descansar mucho los sábados: eventos, grabaciones, viajes y Lapeband me insumen bastante tiempo”, explicó el periodista.

“Pese a eso, por suerte, todavía suelo mantener un día libre de actividades y preocupaciones: el domingo. Para mí, el último día de la semana es sagrado. Lo disfruto en casa, con la familia. Siempre juntos”, apuntó el conductor.

“Sin tiempos, sin apuros, sin obligaciones. Perdiendo el tiempo para ganar salud mental y de espíritu. Son días de charlas eternas, mates, risas…”, aseguró el comunicador de TN en su texto.

Terminó su confesión de una manera directa, sana y fresca, como siempre. “No está adelante, sino atrás, en nuestras raíces, en nuestros afectos. Solemos caminar solo mirando al frente y nos olvidamos de quién tenemos al lado. Nuestra familia es la tierra firme sobre la que nos sostenemos cada día. No lo olvides. Te lo quería contar…”, finalizó el texto.