Se conoció la causa de muerte de la ex de Facundo Moyano

333

El pasado miércoles hubo una gran conmoción en el mundo de la farándula y el espectáculo, tras conocerse el suicidio de la modelo española, Celia Fuentes, y ex novia del político argentino, Facundo Moyano.

La joven estaba dando sus primeros pasos como modelo, y poco a poco se estableció como una influencer muy popular en su país natal. En nuestra región se hizo famosa por su amorío con Moyano, teniendo su primera aparición pública en una reconocida página web de noticias locales, donde detalló algunos hechos íntimos que tuvo con el diputado.

Ahora, finalmente se reveló a la prensa que Fuentes fue hallada colgada en su departamento, sin signos vitales. Horas antes de este lamentable suceso, había posteado una foto en su cuenta oficial de Instagram, donde aparecía en su cama usando ropa interior de la marca Calvin Klein, con un mensaje que decía “A quién le gusta dormir la siesta más que a mí”.

Por supuesto que sus seguidores desconocían lo que pasaba por la cabeza de Fuentes aquel trágico día, cuando decidió tomar un camino tal vez más sencillo para ella. Es algo que nunca sabremos pues no hubo nota final, ni una despedida siquiera.

Sobre el noviazgo de Fuentes con Moyano, y de acuerdo a la información que recogieron los medios españoles, ya no tenían nada en común desde hace muchos meses, pero como la modelo no era la favorita de las productoras en su país, decidió tocar las puertas de Argentina con la esperanza de conseguir euros a cambio de relatar cualquier detalle sobre esa fallida relación.

La hermosa chica sabía que los medios argentinos estarían dispuestos a comprar esa “valiosa” información, pues en cada acto público de Fuentes, los canales lograban un rating impresionante. Pero sus amigas más cercanas le instaron -en varias oportunidades- a no tocar más el tema, pues no era bien visto que tratara de hacer dinero vendiendo lo poco que surgió de ese breve affair.

Sus compañeros, quienes la conocieron mejor que nadie, explicaron que nunca fue feliz, que detrás de su “vida soñada” se sentía sola. Como influencer ganaba 500 euros por cada vez que posteaba fotos de marcas reconocidas, permitiendo que las personas se abocaran a comprar los productos que ella usaba.

Mientras algunos la idealizaban, ella en el fondo sabía que estaba en un mundo vacío, al menos así lo creía, según les relató a sus confidentes. Su último amor fue Alejandro Lillo, un modelo barcelonés que se había alejado de ella, pese a que en su WhatsApp colgó una foto de ambos con la torre Eiffel de fondo, “demostrando” que sí tenían algún tipo de relación.

Esto fue desmentido más adelante por el representante de Lillo, quien aseguró que sólo eran amigos y nada más, pero bueno era otra fantasía, como lo fue su breve vida como influencer. Fuentes fue hallada por su propio padre, colgada de la escalera con una sábana, a eso de las nueve de la noche. Era la tercera vez que intentaba hacerlo… y lo consiguió.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *