Se complica la situación judicial de El Pepo

35

El Pepo se convirtió en el nombre que más se mencionó en las últimas semanas. El motivo de ello no es el más agradable, ya que el cantante de música tropical protagonizó un trágico accidente en el que fallecieron dos de sus acompañantes.

Cabe recordar que el mismo se llevó a cabo en una madrugada, cerca de la localidad de Dolores, precisamente en la ruta 63. Según trascendió con anterioridad, Rubén Darío Castiñeiras iba en una camioneta que chocó y terminó con el trágico resultado de dos muertes, las víctimas iban en el vehículo que quedó inservible.

Ante el episodio que conmovió y conmocionó a todos, el protagonista de “Cumbia peposa” estuvo en el hospital San Roque de Dolores, lugar en el que cuenta con guardia policial y hasta se dijo que el paciente está esposado por la acusación que recibió.

Por este motivo el panorama cada vez complica para el cantante ya que, según su abogado, Gustavo Carabajal se encuentra privado de su libertad. Además, apareció una prueba determinante: el velocímetro del vehículo.

“El velocímetro de la camioneta Honda CRV que conducía El Pepo al momento del accidente se detuvo en 80 km/h. Hay una fórmula matemática que indica la velocidad a la que circulaba para que el velocímetro se detenga a 80 km/h”.

Vea también: Ángel de Brito informó que el Colectivo de Actrices se terminó

Fiscal apuntó que El Pepo iba a mucha velocidad por lo que se le acusó de causar el accidente

En #Novaresio910, por Radio La Red AM 910 se habló de que tiene que ver con la masa de la camioneta, el estado del asfalto y la distancia en la que se frenó lo que da la medición de la huella que dejaron los neumáticos.

A su vez, se encendió la polémica al insinuar que iba a más de 110 km/h, que es el máximo que se permite en esa autopista. Ello agrava la situación judicial de El Pepo porque superó el máximo que se permite en circunstancias de visibilidad escasa.  Como si fuera poco, habló el abogado del protagonista y advirtió que el intérprete está atravesando un durísimo momento.

“Está quebrado espiritual, psíquica y físicamente. Está partido y tiene ayuda de sus familiares y amigos porque si no ya se hubiese caído. Mi defendido prestó permanente colaboración desde el primer momento y no intentó fugarse. Hubo cuatro víctimas, dos fallecieron y eso no se puede reparar”.