Salta: territorio mágico de contrastes

417

La Provincia de Salta abarca todo tipo de paisajes: desde la aridez del desierto puneño al oeste hasta el verde exuberante de la selva al este, pasando por Valles y Quebradas pronunciadas en el centro del territorio.

Esta localidad ofrece al turista un clima templado para disfrutar todo el año, que le permitirá realizar actividades y paseos al aire libre. Limita con tres países: Chile, Bolivia y Paraguay; con todos tiene conexión a través de rutas terrestres transitables con cualquier vehículo.

Son muchos los lugares que puedes visitar en Salta, pero acá te mostramos dos de los espacios naturales más impactantes de esta región: los Valles Calchaquíes y la Selva de las Yungas.

Valles Calchaquíes

Los Valles Calchaquíes son un conjunto de sierras y quebradas de imponentes colores que se extienden por las provincias de Catamarca, Tucumán y Salta. Entre los valles que conforman esta área se destacan la Quebrada del Toro, el Valle Encantado, la Quebrada de las Conchas y el Valle de Lerma, donde se encuentra la ciudad de Salta.


El circuito que recorre los valles puede hacerse desde la ciudad por la ruta provincial 33 hacia Cachi, o tomando la ruta nacional 68 en dirección a Cafayate. En el camino podrás admirar la belleza de estos cerros multicolores y descubrir pequeños pueblos perdidos entre los valles, de casas de adobe y paja.

Selva de las Yungas

La selva de las Yungas cobra su esplendor en el Parque Nacional Baritú, en donde se resguarda la biodiversidad de la selva de montaña. Para los amantes de la pesca, el Río Bermejo es ideal, repleto de dorados, surubíes y otros peces.

El Parque Nacional Baritú es un área natural protegida. Es una de las zonas núcleo de la reserva de biosfera de las Yungas y abarca 72.439 hectáreas de territorio fragoso, abundando las colinas de 300 a 400 metros de altura cubiertas de selva y bosque.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *