Ricardo Alfonsín opinó sobre los dichos de la oposición contra el Gobierno

97

El embajador argentino en España, Ricardo Alfonsín, se refirió a los dichos de la oposición contra el gobierno de Alberto Fernández. Hace algunos días, la Fundación Internacional para la Libertad (FIL) publicó un documento rechazando las políticas que está llevando a cabo el Frente de Todos.

Asimismo, el comunicado lo rubricó Mauricio Macri, Patricia Bullrich, entre otras figuras políticas. Sobre este punto en particular, el dirigente radical habló sobre la intervención estatal en la economía.

Asociar intervención estatal en la economía con autoritarismo es, como mínimo, una desfachatez intelectual”. El funcionario apuntó contra los actores políticos de la oposición que cuestionan las medidas del Gobierno en medio de la pandemia contra el coronavirus.

A su vez, el documento del FIL sostenía que los gobernantes utilizan la crisis sanitaria como un pretexto para acumular poder y volverse autoritarios y resaltaron el peligro de esa situación.

Al mismo tiempo Ricardo Alfonsín explicó que el Estado de Bienestar de posguerra es la prueba histórica de la falsedad de esa asociación  que realizó la oposición.

Vea también: Nicolás Trotta cruzó a Esteban Bullrich por la inversión en educación

Ricardo Alfonsín rechazó la postura de cambiemos al no tener coincidencias ideológicas

El diplomático forma parte del radicalismo, pero se opone a la conformación de Juntos por el Cambio, espacio que cuenta con un afluente importante de su partido.

Desde su punto de vista, Cambiemos no tiene coincidencias ideológicas ni políticas con los principios históricos del radicalismo y por lo tanto rechaza el vínculo con dicho espacio político.

Por otra parte, el representante argentino en España respaldó las medidas de Felipe Solá. La cancillería argentina rechazó el tratado de libre comercio que el Mercosur intentaba implementar con países fuera de la región.

Igualmente, el acuerdo incluía a Corea del Sur, Canadá, India, Singapur y el Líbano. El gobierno de Alberto Fernández considera que el tratado puede poner en peligro el desarrollo de la industria nacional y su competitividad.

Los acuerdos de libre comercio no son ni buenos ni malos en sí mismos. Son buenos o malos según sus contenidos. Obviamente me parece correcto no aceptar condiciones que nos perjudiquen”.