Revelan que el uso excesivo de los móviles provoca enfermedades en los jóvenes

1086

Para nadie es un secreto que hoy día la mayoría de las personas viven sumergidas en su móvil olvidándose de todo lo que les rodea, pero estos fanáticos de los celulares son mayormente jóvenes, así lo reveló un nuevo estudio hecho en México.

La Secretaría de Salud mexicana afirma que los jóvenes entre 10 y 14 años están tan obsesionados con el teléfono y otros aparatos electrónicos que el uso excesivo de esto los conlleva a sufrir algún problema de salud como complicaciones cervicales, adormecimiento de manos y dedos pulgares.

Según informa esa instancia oficial, estos daños progresivos son fruto de las posturas que adoptan los menores cuando utilizan sus dispositivos, ya que una orientación inadecuada del cuello provoca que “se recargue de dos a tres veces el peso de la cabeza sobre la sexta y séptima vértebras cervicales“.

Eugenia Padilla Ramos, doctora del Hospital de Especialidades de la Ciudad de México Dr. Belisario Domínguez, corrobora esta hipótesis y advierte que a la larga, la utilización prolongada de dispositivos móviles podría desencadenar en artritis, inflamación en las articulaciones de los huesos, entre otras cosas.

Esta experta además explicó que “todos estos padecimientos empeoran con el tiempo, ya que causan procesos degenerativos que dañan la postura de la columna, la movilidad en los dedos de las manos e, incluso, reducen la capacidad visual de las personas”.

Padilla Ramos hizo hincapié en que el uso de teléfonos celulares también “causa el síndrome del ojo seco”, cuando ese órgano “es incapaz de mantener una capa saludable de lágrimas” y, aunque también se puede deber a otros factores, reconoció que “el uso de estos dispositivos potencia este daño a la vista”.

Debido a que el mundo globalizado casi impide prescindir de esos aparatos, esta doctora aconsejó tener “una postura correcta al controlar cualquier dispositivo electrónico” y “evitar su la manipulación continúa” por más de 30 minutos seguidos.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *