Respondé estas 6 preguntas para saber si eres hipocondríaco

212

La hipocondría es un trastorno que lleva a la persona a preocuparse en extremo por creer que está enferma o se enfermará pronto.

El paciente considera que sensaciones normales del cuerpo -como fatiga, dolor de cabeza o dolor en el cuerpo- son síntomas de una enfermedad grave o mortal. Puede ocurrir también que no tenga síntomas.

El Servicio Nacional de Salud de Reino Unido (NHS, por sus siglas en inglés: National Health Service), creó una guía de autoayuda para personas que sufren de ansiedad por su salud o hipocondría.

La institución explica que si la respuesta a la mayoría de las siguientes seis preguntas es “Sí”, es probable que sufras de hipocondría y sería recomendable que busques ayuda médica.

En los últimos seis meses:

  1. ¿Has estado preocupado con la idea de tener una enfermedad grave debido a síntomas corporales que han durado al menos seis meses?
  1. ¿Esa preocupación te ha generado angustia?
  1. ¿Crees que esta preocupación ha tenido un impacto negativo en todos los ámbitos de tu vida, incluyendo tu vida familiar, social y laboral?
  1. ¿Constantemente te estás reexaminando y autodiagnosticando?
  1. ¿No crees en el diagnóstico de tu doctor o no estás convencido cuando el médico te asegura que estás bien?
  1. ¿Necesitas de forma constante que los médicos, tus familiares y amigos te tranquilicen y te den garantías de que estás bien, incluso cuando realmente no crees lo que te están diciendo?

Por último, el Servicio Nacional de Salud de Reino Unido recomiendo tener presente lo siguiente:

  • Nunca podrás estar seguro de que tu salud está perfecta.
  • Puedes desperdiciar mucho tiempo preocupándote por algo que crees es seriamente malo.
  • Imagina que tienes 90 años y ves tu vida en retrospectiva: pensarás en todos esos años que desperdiciaste preocupándote por tu salud.
  • Si piensas en una parte de tu cuerpo por mucho tiempo estarás destinado a notar sensaciones extrañas.
  • Piensa en todas las cosas buenas que puedes hacer si no te estuvieses preocupando por tu salud.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *