¿Por fin comprarás casa propia y necesitas algunos consejos? Acá te los damos

558

Desde hace varios años Internet simplificó la búsqueda de sitios para alquilar o comprar, pero no todo se basa en una linda infraestructura o una excelente ubicación, hay muchos aspectos que deben tomarse en cuenta, que pasan desde la aprobación de un crédito hipotecario hasta encontrar a los profesionales que te ayuden con el papeleo de compra-venta.

A la hora de buscar un inmueble, no hay que perder de vista ningún detalle. Un gran consejo a la hora de buscar tu propia vivienda es definir cuál es tu presupuesto máximo, pues en general el 80% de las personas termina comprando por más dinero del que tenía pensado gastar.

Tomando en cuenta todos los gastos que genera una compraventa, muchos jóvenes acuden a un crédito hipotecario para ampliar su presupuesto, pero en el camino se encuentran con algunas circunstancias que hacen el proceso un poco más turbulento.

Tal es el caso de algunas entidades bancarias que sobre el préstamo te cobran sus propias comisiones, y por ejemplo pueden imponerte un escribano al momento de la compraventa sin ofrecerte recurrir al tuyo.

Para muchos esto podría ser una banalidad pero para la gran mayoría no lo es, principalmente los compradores novatos que insisten en que quisieran trabajar con un escribano a quien conocen y en el que depositan su confianza para un proceso tan importante en su vida, y además porque sienten que les vulneran su derecho a la libre elección.

En otro orden de ideas, la disponibilidad de inversión que tiene el comprador y la oferta del mercado en ese momento también juega un rol muy importante, pues para lograr un buen valor hay que buscar teniendo en cuenta los servicios, antigüedad, y comparar con otras ofertas similares.

En tanto, muchos desconocen que antes de firmar una seña o boleto de compraventa se debe pedir la documentación necesaria para corroborar que lo que se conversó sea correcto: expensas, impuestos, escrituras, entre otros. En conclusión, a la hora de elegir el lugar donde seguramente vivirás por muchos años, es importante que:

Fija prioridades: En qué barrio, presupuesto, necesidades de cercanía y transporte.

Define el presupuesto: Establecer rangos y hasta cuánto se puede estirar el precio.

Acude a profesionales: es recomendable realizarla con alguna inmobiliaria o, si tienes tiempo suficiente, Internet es una excelente herramienta.

Chequea el estado del edificio: construcción sólida, red de agua, gas, electricidad, entre otros.

Pide la documentación necesaria: fotocopia de la escritura para chequear los metros de la propiedad; expensas, entre otros.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *