Plaza San Pedro del Vaticano apagó sus fuentes por primera vez

204

El Vaticano también se adapta a la sequía que afronta Italia en estos días. Hoy, por primera vez en su historia, las fuentes en la Plaza de San Pedro quedaron secas “por orden superior”.

Esta madrugada apagaron parte de las decenas de fuentes que tiene este espacio, en solidaridad con la falta de agua en la capital italiana.

Las dos grandes fuentes emblemas de la Plaza San Pedro, frente a la Basílica papal, fueron las primeras en ser interrumpidas. Las dos fuentes construidas en el siglo XVII por Carlo Maderno y Gian Lorenzo Bernini, totalmente secas, fueron la gran atracción de este martes para los primeros turistas que hacían fila para el ingreso a la Basílica.

Todo esto en medio de temperaturas que superarán los 37 grados en los próximos días, en la antesala del período festivo de vacaciones conocido como “Ferragosto”.

También apagaron gran parte de los nasones en la ciudad

En la Ciudad Eterna los numerosos turistas difícilmente encuentran alivio en los bebederos públicos que desde hace cientos de años dan de beber a quien afronta el intenso verano romano. De los 2500 “nasones” (narigones) que existen, como llaman a las canillas de las pequeñas fuentes distribuidas en toda Roma, sólo funcionan 28.

Todo esto en un periodo de gran afluencia turística, lo que podría afectar esta actividad en el país. Es importante que las personas que tengan planes de viajar a Roma u otras ciudades italianas tomen en cuenta esta situación.

Italia está sedienta a causa de la peor sequía de los últimos dos siglos. Dos tercios del país y de los campos cultivados han sido gravemente afectados, con daños, por ahora, por más de dos mil millones de euros.

En los próximos días, seguramente el racionamiento de agua llegue a Roma. Esta medida abarcaría a la mitad de sus tres millones de habitantes por ocho diarias.

 

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *