Patricia Bullrich: se trató de un “mensaje intimidatorio y mafioso”

106

La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, se refirió al artefacto que simulaba ser una bomba que se halló frente a la casa de uno de los hijos del fiscal Carlos Stornelli.

Según sus declaraciones, la funcionaria aseguró que se trató de un “mensaje intimidatorio y mafioso” que llegó pocos días antes de que comience el primer juicio oral y público contra la ex mandataria y actual candidata a vicepresidente, Cristina Kirchner, por las irregularidades en la consecución de obras pública en Santa Cruz.

Asimismo, en diálogo con TN, Bullrich confirmó que el elemento que se encontró en la puerta del edificio, en las cercanías del Colegio Bayard, en Jerónimo Salguera y Castex, era “un artefacto símil bomba sin explosivos, una maqueta”.

A raíz de esto es que la ministra hizo la lectura de que el autor realizó la intimidación con el fin de “generar una situación de amenaza” y no la de, realmente, ocasionar algún daño físico.

“Es una amenaza dura porque es peor que este tipo de artefactos esté en la casa de los hijos que del propio fiscal. Es más amenazante, es un mensaje mafioso”, añadió Bullrich.

Además, explicó que la maqueta de bomba fue descubierta después de que se llamara al 911. “El objetivo era que se hiciera público, que se descubriese, y es un intento de generar una situación de mucha angustia y de mucho miedo al propio fiscal”, explicó.

Vea también: Elisa Carrió continuará apoyando a Mauricio Macri

Autoridades trabajarán para determinar responsables, detalló Patricia Bullrich

“Es un mensaje contra la Justicia, contra la tarea que lleva el fiscal a través de un tipo de amenaza muy dura”, remarcó. A su vez señaló que, en principio, en el cruce de Salguero y Castex no hay cámaras de seguridad.

Sin embargo, con el objetivo de identificar al responsable de la amenaza, los investigadores llevarán adelante averiguaciones para establecer si las hay en algún establecimiento de la zona, para a partir de ello dilucidar cómo sucedió el hecho y dar con los responsables.

En cuanto a la reacción del propio Storrnelli ante lo que sucedió, la ministra aseguró que “él lo toma como un mensaje claramente de intimidación respecto a los temas que está investigando, y a la idea de querer desestructurarlo, desarmarlo y que no siga adelante con la tarea”.

Para finalizar, se encargó de señalar las similitudes de este caso con el sufrió el juez Claudio Bonadio en noviembre del año pasado, cuando un hombre de 26 años arrojó un paquete con elementos explosivos en el domicilio del magistrado, en la calle Rómulo Naón al 2200, en el barrio porteño de Belgrano.