Paro generó que Aerolíneas Argentinas suspendieran vuelos

343

Por causa de una medida de fuerza de los trabajadores aeronáuticos, Aerolíneas Argentinas y Austral cancelaron un total de 258 vuelos en todo el país. Después de más de 10 horas de asamblea, empleados de Aerolíneas Argentinas comenzaron a normalizar la atención a pasajeros en los aeropuertos de Córdoba, Mendoza y Tucumán.

Al instante continuó la normalización de los servicios en el aeroparque metropolitano, Ezeiza y otras terminales aéreas del país, luego de una sorpresiva jornada de asamblea. Según se dio a conocer, el primer vuelo desde Aeroparque saldría alrededor de las 20 horas.

Asimismo, pilotos agremiados en APLA y UALA, el personal de tierra agrupado en APA, los técnicos de APTA y la Unión del Personal Superior (UPSA) realizaron reuniones desde las 7 de la mañana en los principales aeropuertos en reclamo de mejoras salariales. A medida que pasaron las horas y no se retomaban las tareas, el número de cancelaciones aumentó sin cesar.

De esta manera, la protesta de aeronáuticos afectó a más de 30.000 pasajeros. La empresa afirmó que está reubicando a los pasajeros, intentando que todos ellos puedan llegar a destino lo antes posible.

De todas maneras, los usuarios podrán cambiar sus pasajes por otras fechas o destinos durante un lapso de 30 días, a través de la misma vía por la cual los compraron.

Vea también: Bono De Fin De Año Que Acordó La CGT No Es Para Todos

Aerolíneas denunció a los gremios que hicieron el paro

Aerolíneas denunció ante el Ministerio de Producción y Trabajo a los gremios que paralizaron la actividad. Lo hizo a través de una carta firmada por el gerente de Relaciones Laborales, Juan Abdo.

El gremio no hizo ningún reclamo formal a la empresa. En declaraciones periodísticas, sin embargo, dirigentes sindicales se refirieron a la negociación paritaria en curso. Existe una negociación en curso sobre el tema y la empresa ratifica su voluntad de diálogo al respecto”, explicó la compañía en una misiva.

De hecho, el vocero de la empresa estatal, Marcelo Cantón, había dicho más temprano, desde Aeroparque, que se trató de una “medida de fuerza encubierta y sorpresiva porque no hay un planteo que atender”.

No obstante, aceptó que existe un reclamo porque se pague una cláusula gatillo de ajuste por inflación en el pago de los sueldos de octubre que la compañía no reconoce porque entiende “que no corresponde”, debido a que no se contempla en el acuerdo paritario suscrito el año pasado.