Norcorea efectuó una prueba nuclear subterránea con Bomba H

300

Corea del Norte anunció ayer al mundo sobre la realización “exitosa” de un nuevo ensayo atómico -subterráneo- con una bomba de hidrógeno, que al parecer puede ser cargada en un misil intercontinental capaz de alcanzar objetivos lejanos con mayor potencia y precisión.

El ejercicio de esa peligrosa prueba, provocó un fuerte temblor artificial de magnitud 6,3 registrado en algunas zonas de China, Corea del Sur y Rusia, situación que alertó de forma inmediata a gran parte de la comunidad internacional.

Ese nuevo artefacto bélico tuvo una potencia entre 80 a 100 kilotones, según información de los expertos, demostrando así su enorme poder de destrucción, si acaso lo comparamos con la bomba que fue lanzada por Estados Unidos sobre Hiroshima durante la Segunda Guerra Mundial, que alcanzó los 15 kilotones.

Kim Jong-un, líder norcoreano, fue el encargado de dar la orden para el ensayo armamentístico, que según tenía como principal objetivo “examinar y confirmar la precisión y credibilidad de la tecnología de control de la potencia nuclear, así como el nuevo diseño y estructura internos para manufacturar Bombas H instalables en misiles balísticos intercontinentales”.

Ri Chun-hee, encargada de ofrecer las noticias sobre el régimen de Kim Jong-un, expresó en un comunicado público que la Bomba H usada tenía un poder sin precedentes, y que pese a ello no hubo fuga de material radioactivo en la zona de prueba, o cualquier otro impacto negativo para el medio ambiente.

Ese fue el sexto ensayo nuclear hecho por Norcorea en poco más de una década. El primero se desarrolló durante tiempos de Kim Jong-il, el 9 de octubre del 2006, que logró una potencia menor a un kilotón.

El segundo ocurrió el 25 de mayo del 2009, que tuvo entre 2 y 6 kilotones, el tercero fue durante el gobierno de Kim Jong-un, el 12 de febrero del 2013, que alcanzó los 7 kilotones, al igual que la prueba del 6 de enero del 2016, y la penúltima prueba realizada fue el 9 de septiembre de 2016, que logró unos 10 kilotones.

 

Alerta internacional

Una vez conocido el ensayo, el presidente estadounidense, Donald Trump, indicó que está evaluando la suspensión del comercio con todo país que tenga nexo directo con Corea del Norte, mientras dejó claro que -por el momento- no atacará militarmente a esa región asiática. No obstante, su secretario de Defensa, Jim Mattis, mencionó a los medios que tras las acciones de Pyongyang podría haber una “respuesta abrumadora y contundente” de su país.

“Dejamos en claro que contamos con la capacidad de defendernos a nosotros mismos y a nuestros aliados, Corea del Sur y Japón, de cualquier ataque que se produzca, y que nuestro compromiso con nuestros aliados es a prueba de todo”, dijo Mattis.

En Europa, la primera ministra británica, Theresa May, el presidente francés, Emmanuel Macron, la canciller alemana, Ángela Merkel y el primer ministro italiano, Paolo Gentiloni manifestaron que las recientes acciones de Kim Jong-un no deben pasarse por alto, por lo que apoyaron una pronta sanción de la Unión Europea contra Pyongyang.

En Asia, se pronunciaron Moon Jae-in, presidente surcoreano, y Shinzo Abe, primer ministro de Japón, quienes ven este terrible evento como una “clara amenaza a la seguridad”, siendo una nueva demostración de fuerza del régimen de Corea del Norte. Por ello, hicieron un llamado al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU), para que “imponga las sanciones más graves posibles a Kim Jong-un por menoscabar la paz en la región”.

Debido a lo anterior, la ONU efectuará hoy una reunión de emergencia donde se discutirá sobre la “arriesgada y amenazadora” prueba nuclear, celebrada por Kim Jong-un y su gente, que muchos estiman no será la última de este año.

 

Kim Jong-un inspeccionó el procedimiento previo al lanzamiento de este domingo (Cortesía)




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *