Nora Cárpena se encuentra fuera de peligro

230

El fin de semana, mientras estaba dentro del Cementerio de La Loma en Mar del Plata, Nora Cárpena sufrió un grave accidente. La actriz, se encontraba junto a una amiga visitando la bóveda familiar en la que se encuentran los restos de sus padres Homero Cárpena y Haydée Larroca, y su marido Guillermo Bredeston.

De repente, se desprendió del techo un pedazo de mármol que le impactó en la cabeza. Rápidamente llegó el SAME y la trasladaron al hospital más cercano en donde la tuvieron que coser y hacerle lo chequeos correspondientes para asegurarse que las lesiones no fuesen graves.

Después de ver que todo estaba bien, le dieron el alta aunque le pidieron que el lunes regresara a hacerse más estudios por las dudas. “Me dieron siete puntos. Pero me siento muy bien”.

Posteriormente, en diálogo con el mismo programa relató un poco más sobre cómo fue el accidente. Al respecto dijo que pudo ser muy grave porque el material cayó en su cabeza.

“Me parece que todavía no me quieren del otro lado. Había ido a llevar unas flores, porque están mi marido y mis padres en la bóveda familiar de toda la vida, porque mi padre era marplatense. Esta cosa de tradición de señora grande de ir al cementerio con mis florcitas”.

Vea también: Jorge Sola habló del aumento salarial que prepara Alberto Fernández

Nora Cárpena ofreció detalles de cómo ocurrió el accidente en Cementerio de La Loma

Cárpena contó el episodio con humor al decir que el mármol estalló de golpe y cayó en pedazos. Además señaló que no recuerda cómo se desplomó porque ella estaba cerrando la puerta.

 “Llamamos al SAME, vino rápido. No había nadie, imaginate, a las 12 del mediodía con el sol que había en el cementerio… ¡Yo, los muertos y mi amiga! Fue muy gracioso porque ella estaba vestida de playa y gritaba: ‘¡Ambulancia!’”.

Por último llevó tranquilidad a sus seres queridos que la estaban viendo en la televisión.  Cabe remarcar que si bien el sábado debieron suspender la función de Mentiras Inteligentes por la salud de Nora, una vez que recibió el alta volvieron a la normalidad.