Nicolás Dujovne rendirá cuentas ante el Poder Ejecutivo

274

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, presentará las cuentas fiscales del año 2018 que, según calculan consultoras privadas, terminó siendo exitoso para el Poder Ejecutivo. Al mismo tiempo, adelantará el plan de este año para llegar al déficit fiscal cero.

Asimismo, durante el año anterior, el Gobierno logró alcanzar un déficit primario menor al objetivo de ajuste predicho para el año pasado, equivalente al 2,7% del Producto Bruto Interno. Esta meta se alcanzó gracias al recorte en las asignaciones del Presupuesto en algunos sectores.

De igual forma, los gastos del Estado, en términos generales, se incrementaron hasta noviembre 22,4%. Como hasta ese mes la inflación fue de 48,5% interanual, esto significa que el gasto retrocedió en términos reales más de 26 puntos. En los rubros en los que más se notó el freno en el gesto fue en los gastos de capital, es decir los fondos con los que se realizan las obras. Además, vivienda y las obras de agua potable tuvieron menos dinero que el año anterior.

Vea también: Sindicatos de pilotos levantaron el paro

Economistas aseguran que panorama económico no es favorable

El 2019 el panorama sería distinto, si se toma en cuenta que, por precepto del Fondo Monetario Internacional (FMI), el déficit deberá ser igual a cero. Según economistas que consultó TN, las primeras proyecciones no son favorables y ubican al déficit 1,1% por encima de la meta que debe alcanzar.

A su vez, al reflexionar sobre el escenario para el 2019, los especialistas aseguran que los principales pilares serán los ingresos del Estados y el recorte en el gasto público. En el caso del dinero entrante a las arcas oficiales, las claves serán las retenciones y la recesión que podría aplanar la recaudación del fisco.

Por ello, cuando se habla de los gastos, los recortes serían a obras públicas y subsidios ya que una parte de los egresos que se anexaron a la inflación por ley y son más inflexibles a ajustes. El incumplimiento de esta meta supondría fallarle al FMI y poner en riesgo el necesario desembolso de dinero.

Para finalizar, la entidad internacional reconoce el esfuerzo que conllevará el déficit cero y lo califica como una de los más duros entre todos los programas que se firmaron las naciones con situaciones similares a la argentina.