Neuromarketing sensorial: ¿Qué es y cómo se aplica?

22

El neuromarketing es una disciplina que conjuga los estudios de las profundidades del cerebro con lo que ya conocemos como acciones de marketing, pero si a eso le añadimos los cinco sentidos que percibe nuestro cerebro estamos hablando entonces de neuromarketing sensorial

Sin embargo, es importante aclarar que el neuromarketing es uno solo y que al incluir el lado sensorial estamos simplemente hablando de una herramienta de análisis de preferencias comunicacionales que se incluyen dentro del neuromarketing.  

En ese sentido, Néstor Braidot, especialista en neurociencias aplicadas al desarrollo de organizaciones y personas, dijo en su curso de neuromarketing que lo sensorial tiene que ver con lo que en Programación Neurolingüística llamamos expresiones comunicacionales por el tacto, la vista, el olfato, oído y gusto que nos transmiten emociones y sensaciones. 

 “Lo que el cerebro recibe es un conjunto de señales eléctricas que se ocupa de traducir para otorgar significado a la realidad que percibimos. En este proceso intervienen no sólo los órganos sensoriales como los ojos o el oído, sino también las cortezas sensoriales como la corteza visual y la corteza auditiva”, indicó el catedrático.

De igual manera, Braidot recalcó que los cinco sentidos actúan como una especie de interfase entre las personas y el entorno, del que forman parte las acciones de las empresas, la percepción sensorial es uno de los fenómenos más apasionantes en el campo del neuromarketing, ya que determina no sólo el posicionamiento de los productos, servicios y marcas, sino también el comportamiento y el aprendizaje del consumidor.

Por eso para el marketing moderno es muy importante estudiar los cerebros de sus compradores antes de crear un nuevo producto o servicio. De esta manera no sólo se logran más y mejores resultados sino que también alcanzamos complacer las necesidades del cliente y lo que esperan ellos de nosotros.

“En la actualidad, y como resultado de los conocimientos que hemos incorporado al focalizar nuestras investigaciones en los campos de la neuropsicología y las neurociencias, afirmamos que un producto es una construcción cerebral”, añadió el experto.

Como vemos, el neuromarketing y sus diversas aplicaciones pueden ayudarnos a entablar una relación, ya no con el cliente en sí mismo, sino con su cerebro, para así entender cómo reacciona frente diversos estímulos y su evolución frente al mercado. 

Si deseas conocer más sobre neuromarketing puedes interiorizarte en el Posgrado que ofrece Braidot: Haz click aquí