Nahir Galarza

Nahir Galarza seguirá presa en la comisaría por 60 días

308

Fue ratificada la prisión preventiva por 60 días a Nahir Galarza. Sus abogados pedían le dieran prisión domiciliaria

Terminada la audiencia de apelación, la Justicia confirmó la prisión preventiva de Nahir Galarza. Los abogados defensores de la joven, acusada de matar con dos tiros a su novio Fernando Pastorizzo, habían pedido que le otorgaran la prisión domiciliaria con la colocación de una tobillera electrónica, pero fue rechazado por un tribunal de segunda instancia.

Nahir Galarza estuvo presente en la audiencia en la Cámara de Gualeguay, donde funciona el Tribunal de Juicios y Apelaciones de esa ciudad. Hasta allí fue trasladada por una comitiva policial femenina desde la Comisaría del Menor y la Mujer de la ciudad de Gualeguaychú, donde pasa sus días en una celda de 2×4.

En la audiencia participaron los abogados defensores de la joven, Víctor Rebossio y Horacio Dargainz. Por su parte, los abogados querellantes Rubén Virué, por parte de la madre de la víctima, y Sebastián Arrechea y Juan Carlos Peragallo, por el padre, solicitaron que se mantenga la prisión preventiva de 60 días que había requerido el fiscal.

“Sigue con la prisión preventiva, durante 60 días, alojada en el mismo lugar donde estaba institucionalizada en este momento”, confirmó a TN Sebastián Arrechea, abogado querellante del padre de la víctima. “No se hizo lugar a los argumentos y los agravios efectuados, materializados, por la defensa técnica en el escrito de la apelación y obviamente profundizados en la audiencia”, agregó en la puerta del Tribunal.

La intención de la defensa de Nahir Galarza es que su clienta sea beneficiada con la prisión domiciliaria y el monitoreo a través de una tobillera electrónica, dijo el abogado defensor, Víctor Rebossio. Consultado sobre si esa violencia implicaría un atenuante, sostuvo que “tiene que ser libertad porque Nahir no tiene ninguna pena que cumplir”.

Violencia de género sería el motivo del crimen

“El móvil del crimen fue la violencia de género que sufría Nahir Galarza. Es una situación de violencia y no hay premeditación”, dijo Rebossio y puntualizó que “la escena fue siempre manejada por quien aparece como víctima: la moto era suya, él manejaba, llevaba a Nahir y él le pegaba”, concluye el abogado.

Anoche, unas 300 personas, principalmente amigos y familiares de la víctima, se reunieron para reclamar antes de la audiencia. Colgaron un cartel en el puente Méndez Casariego, con el mensaje “Justicia x Fernando”, y cortaron el tráfico en la Costanera de Gualeguaychú durante varios minutos.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *