Murió Quino, el creador de la popular Mafalda

109

El artista gráfico mendocino, Joaquín Salvador Lavado, universalmente conocido como Quino, falleció a los 88 años. Durante su vida artística obtuvo muchos premios a nivel internacional por sus tiras cómicas.

Siempre se le recordará especialmente por su más icónica creación: Mafalda, la pequeña y polémica niña que se preocupaba de más por su país y por el mundo.

La noticia la dio a conocer Kuki Miller, su editora de Ediciones De la flor, sello donde el ilustrador argentino publicó gran parte de su obra. El deceso se produjo esta mañana. Tenía 88 años.

Su ex editor, Daniel Divinsky, escribió en las redes sociales: “se murió Quino. Toda la gente buena en el país y en el mundo, lo llorará”. Fue hijo de inmigrantes andaluces, nació en la ciudad de Mendoza el 17 de julio de 1932 (aunque en los registros oficiales conste nacido el 17 de agosto).

Desde su nacimiento, se le nombró Quino para distinguirlo de su tío Joaquín Tejón, pintor y diseñador gráfico. A los trece años, se matriculó en la Escuela de Bellas Artes, pero en 1949 abandonó esa carrera cansado de dibujar ánforas y yesos.

Vea también: Flor Vigna habló sobre su participación en MasterChef Celebrity

Quino dejó un inmenso legado en el mundo con su mayor creación, Mafalda

Quino comenzó su carrera como dibujante de historieta y humor, y a los 18 años se trasladó a Buenos Aires. En 1954 publicó su primera tira en el semanario Esto es.

Además, en 1963, aparece su primer libro de humor, Mundo Quino, y en 1964 la revista Primera Plana presentó en sociedad la tira cómica de Mafalda. La pequeña de ideas progresistas y sus amigos se convirtió en un símbolo de los años 60 en la Argentina y su fama llegó a todo el mundo iberoamericano.

Después de cumplir 56 años, el furor por la creación de Quino sigue siendo igual que hace décadas. A lo largo de su carrera recibió innumerables reconocimientos como la Orden Oficial de la Legión de Honor, la honra más importante que el gobierno francés le concede a un extranjero.

Del mismo modo, en 2014 recibió en España el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades e inauguró la 40a Feria Internacional del Libro de Buenos Aires.