Mujer sobrevivió al cáncer durante desarrollo de su embarazo

540

Aleks Patete, una mujer americana que fue diagnosticada con cáncer de ovario, decidió mantener su embarazo durante el proceso de quimioterapia, por lo que ahora tiene un bebé sano, fuerte y feliz, eso que sólo puede considerarlo como un milagro.

Su enfermedad fue detectada a pocas semanas de saber que estaba embarazada. Ella no tenía idea de que el cáncer estaba tratando de avanzar. Por tal razón, mantiene que el haber quedado embarazada en su momento, fue crucial para su sobrevivencia.

“Sí, sé que fue un milagro. Yo me fui a hacer la ecografía para saber cómo estaba evolucionando mi embarazo, cuando de pronto detectaron el cáncer. Los médicos notaron un quiste en mi ovario y fue cuando todo el proceso comenzó”, explicó Patete.

Recordó que el día que el doctor se sentó a conversar con ella y su esposo, Dominic Patete, le sugirió dar por concluido el embarazo para que pudiese enfocarse en la recuperación de su cuerpo, haciéndose los tratamientos anticancerosos respectivos, sólo que para ella fue impensable acabar con la vida de su hijo.

Dios lo envió para salvarme la vida. Ahora era mi turno de salvarlo a él. Como madre, no quieres hacer nada que pueda dañar a tu bebé, pero el personal médico intentó explicarme que la opción era relativamente segura”, indicó la entonces futura madre.

Luego de meditarlo y conversarlo con su esposo, decidió continuar con su gestación, no sin antes mantener una mayor vigilancia al feto, que según dijo, siempre lució sano en cada ecografía y examen médico tomado.

“Comencé un curso de quimioterapia de cinco meses, que requiere seis rondas cada cuatro semanas. Fue la decisión más difícil que he tenido que tomar, pero tuvimos que sopesar nuestras opciones: Si no hago nada, pongo mi vida en riesgo y si hago algo, pongo al bebé en riesgo”, revelo Patete.

Su tratamiento anticanceroso culminó semanas antes del nacimiento de su bebé, que fue en abril de este año. Dio a luz a un bebé sano y sin complicaciones médicas, de nombre “DJ”. Tras su llegada, tuvo una cirugía donde le extirparon su ovario derecho y las trompas de Falopio, evitando así una posible metástasis.

“Todavía puedo tener hijos, es una posibilidad. Podría haber tenido una histerectomía, pero quiero más hijos. Sigo teniendo chequeos constantes. Pienso en cosas que pudieron haber ocurrido y lo que podría haber salido mal. Agradezco a Dios que todo salió bien y que estamos vivos. Él siempre estuvo ahí cuidándonos” finalizó Patete.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *