Muertes de dobles de riesgo: ¿Quién es el culpable real?

211

Con tantas muertes inesperadas y trágicas de profesionales involucrados en el mundo del entretenimiento, caso específico de los dobles de riesgo o incluso de sus componentes de producción, se hace inevitable pensar en que algo muy grave o muy serio pueda estar pasando para esta inusual recurrencia. Carreras u ocupaciones como las antes descritas son por supuesto muy peligrosas, no obstante, quienes prestan sus vidas para darnos como público las escenas más espectaculares del cine y la televisión, deben gozar de plena seguridad laboral para cumplir los roles de cada trama pautada.

En menos de dos meses hemos conocido sobre las pérdidas del especialista John Bernecker en el set de la serie norteamericana “The Walking Dead” (TWD), y de la doble de riesgo Joi Harris durante el rodaje de Deadpool 2. El primero que falleció en lo que sus propios compañeros de trabajo tildaron de “una caída de aficionado”, pues se había planeado una escena donde saltaría desde una altura de siete metros a una colchoneta “perfectamente” ubicada en el suelo. Sólo que algo salió mal. Al parecer no saltó con la suficiente fuerza y su cuerpo quedó a varios centímetros del dispositivo de seguridad que le habría salvado.

Aún el caso está abierto para dar continuidad a las investigaciones policiales, por lo que tanto la productora de TWD como los actores adoptaron -desde ese momento- un total y muy incómodo silencio al respecto. Sobre el caso de Joi Harris, se supo que perdió el control de la moto que manejaba, estrellándose contra la planta baja de la Shaw Tower durante la grabación del film, situación que dejó a todos perplejos pues ya había practicado al menos cuatro veces y en todas resultó bien la ejecución. Por supuesto, se detuvo el proceso de producción hasta que culminen las labores de investigación en el set.

Y así como estas dos han habido otras lamentables pérdidas humanas, que no se sabe si fueron por fallas de los ejecutores o por negligencia de los equipos de trabajo que comprometieron su seguridad. Sólo en los Estados Unidos se registraron 13 muertes de actores de riesgo entre los años 2011 y 2015. En Colombia fallecieron dos pilotos expertos, Alan Purwin y Carlos Berl, quienes cumplían sus funciones para la película de Tom Cruise “American Made”. Es que hasta este actor, recordado por su personaje de “Ethan Hawke” en “Misión Imposible”, fue víctima de una lesión que ocurrió mientras rodaba en Londres, Inglaterra, debido a un peligroso salto por el cual se estrelló contra una pared de forma abrupta.

Lo triste es la actitud neutral de las productoras que, en su mayoría, pasan todo esto a segundo plano, suponiendo que las irregularidades vistas se deben a “riesgos naturales de su oficio como especialistas”. Así dejan claro que “el show debe continuar”, y vaya que sí,  pues la muerte de esas personas no detendrá ni un poco el avance de las grabaciones de TWD, o el estreno de American Made, que será el próximo mes de septiembre.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *