Morena Rial cruzó a Facundo Ambrosioni

32

La separación de Morena Rial y Facundo Ambrosioni hace un mes fue todo un escándalo. Esta situación todavía sigue dando que hablar. Es que todo estalló en medio de un Instagram Live que la hija de Jorge estaba haciendo con una amiga en la que se refirió a las supuestas infidelidades de su pareja.

Al escucharla, por lo bajo Facundo susurró “tóxica” y comenzaron a discutir de manera agresiva. Después de maltratarse verbalmente durante varios minutos, More decidió finalizar la transmisión.

A continuación, Ambrosioni armó las valijas y se fue de la casa que compartían en Villa Devoto. Luego solicitó un permiso especial para circular y se trasladó hacia Córdoba, provincia de la que es oriundo y en la que aún viven sus padres.

Una vez que llegó allí, emitió un comunicado a través de su abogado. En la misiva volvió a referirse hacia More Rial y dejó en claro que el romance se había vuelto “tóxico”.

“Veníamos muy cansados. Ya era como hacernos mal, entonces decidimos que ella siga con su vida y yo con la mía. Y que sea lo mejor para cada uno. La verdad que de mi parte creo que ya está. Nunca hay que decir nunca, pero creo que cerré una etapa. Era como muy tóxica la relación”.

Vea también: Jorge Rial contó las internas por el rating en El Trece

Morena Rial afirmó que salir de una relación tónica es un triunfo grande

More se enojó muchísimo y atinó a dejar un intrigante mensaje en sus redes respondiéndole. Lo primero que afirmó fue que salir de  una relación tóxica es un triunfo muy grande.

Leído parece fácil, pero solo quien lo ha vivido sabe lo difícil que es dejar de auto engañarse con esa persona pensando que va a cambiar. Si lograste salir, eres valiente, si no te deseo fuerza para hacerlo”.

En la actualidad, utilizando la misma palabra con la que él la denomina (tóxica), More compartió otro texto. Al respecto dijo que no considera tónico comunicarle a la pareja lo que le molesta.

No es tóxico contarle tus problemas y buscar ayuda en tu pareja. Tampoco es tóxico reclamarle algo por culpa de tu inseguridad. Tóxico es guardarlo y no sacar lo que sientes por miedo a arruinar todo. Las cosas se hablan ¿Ok?”.