Mauricio Macri inaugurará el Paseo del Bajo

227

El presidente Mauricio Macri participará de la inauguración del Paseo del Bajo junto a distintos funcionarios del Gobierno nacional. En un documento que se publicó el fin de semana, el mandatario destacó la importancia de la obra vial.

“Es una semana histórica, que va a marcar un antes y un después para la vida de miles de personas”, expresó. El acto de inauguración contará con la presencia del jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, y ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, entre otros.

Asimismo, trascendió que la obra que se llevó a cabo en el Paseo del Bajo consiste en un una nueva autopista de más de 7 kilómetros de recorrido, y que conecta a las autopistas Illia y Buenos Aires-La Plata con distintos carriles exclusivos para tránsito pesado y accesos directos a la zona del puerto de Buenos Aires y la Terminal de ómnibus de Retiro.

Vea también: Juan Manuel Urutbey confirmó su candidatura en las próximas elecciones

Obra que inaugurará Mauricio Macri mejorará la fluidez del tránsito

Según informó el documento que publicó el propio Gobierno, la obra “mejorará la fluidez del tránsito de autos, colectivos y camiones, aumentará la seguridad vial en toda esa zona del centro porteño y agilizará la conectividad vehicular entre el sur y el norte del conurbano bonaerense”.

En ese sentido, el presidente anticipó lo que va a ser la inauguración, con un texto que publicó en la agencia de noticias Télam, donde hace referencia a los beneficios de la obra vial.

 “Va a descongestionar el tránsito, ahorrar tiempo de viaje y reducir la contaminación de ruidos de camiones. En definitiva, va a mejorar la calidad de vida de decenas de miles de personas”, refirió el jefe de Estado.

En el texto también apuntó contra los Gobierno anteriores y las políticas realizadas en obra pública y materia vial. “Podríamos decir que es una obra muy esperada por los argentinos porque se proyectó por primera vez en 1962, cuando yo ni siquiera había comenzado el jardín de infantes”, expresó.

“Cuando una obra tan fundamental se posterga durante más de 50 años, casi una vida, simplemente dejamos de esperarla. Dejamos de creer”, añadió.

“Esta obra nos hace imaginar cuánto más podemos, qué cosas igualmente increíbles podemos lograr si le decimos basta a esa política de la corrupción y los privilegios, especialmente en la obra pública que en el pasado fue sinónimo de mentira, cinismo y corrupción” manifestó en el comunicado.