Manifestantes fueron reprimidos frente al Congreso

243

La manifestación de miles de argentinos fue reprimida por la Policía mientras protestaban pacíficamente frente al Congreso en rechazo al presupuesto 2019 que presentó el Gobierno de Mauricio Macri.

Para disolver la protesta, los agentes utilizaron gases lacrimógenos, balas de gomas y camiones para lanzar chorros de agua contra los ciudadanos.

Además, se detuvo a unas 31 personas y varias resultaron heridas durante la brutal represión. Los diputados debatían en el Congreso el proyecto de ley del presupuesto 2019, el cual establece recortes para la inversión social en diversos sectores del país, de acuerdo a los dictámenes del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Parte de los periodistas que se encontraban frente al Congreso, entre ellos el corresponsal de teleSUR en Argentina, Edgardo Esteban, informó: “Fue salvaje la represión por parte de los efectivos de seguridad a los manifestantes que estaban de forma pacífica en las afueras el Congreso de la Nación”.

También indicó que la Policía persiguió a los argentinos por más de diez cuadras del Parlamento, entre disparos y gases lacrimógenos. Además, denunció que el camarógrafo que lo acompañaba fue herido en su mano por la violencia que propinó la Policía.

Vea también: Disturbios Frente A Congreso Argentino Por Presupuesto 2019

Medios locales reseñaron situación frente al Congreso de Argentina

Medios locales relataron que los agentes persiguieron a los ciudadanos por más de diez cuadras desde el Congreso. Entre los detenidos se encuentran varios miembros de la prensa y organizaciones sociales.

Igualmente, usuarios de las redes sociales publicaron videos e imágenes de las agresiones que cometieron los funcionarios contra diputados opositores al Gobierno, a quienes se les imposibilitó el paso para evaluar lo que sucedía con los manifestantes.

Un testigo llamado Pedro que estuvo frente a la sede el parlamento expresó: “Estas cosas sirven para no discutir el presupuesto y para polarizar a la sociedad. Los altercados de esta índole complacen a los sectores más fanatizados en una sociedad tan dividida como Argentina”, afirmó.