La madre de “El Potro”, Beatriz Olave, fue asaltada

332

A pocos días del gran estreno de la película biográfica sobre “El Potro”, la familia del artista salió a hablar, aunque lo que llamó la atención es que su madre, Beatriz Olave, decidió apartarse de todo y no quiso hablar al respecto.

Esto se debe a que salieron a la luz aspectos de su vida que nadie conocía y lo vincularon con el consumo de drogas, algo que llamó la atención de muchos.

A través de un texto, la mujer expresó: “Pongo en conocimiento de los medios de comunicación que, habiendo visto El Potro, lo mejor del amor, no emitiré opinión o comentario, ni realizaré declaraciones de ninguna índole. Agradezco a todos los medios por el interés y reitero el pedido de respeto por la memoria de mi hijo”.

Pese a que la progenitora busca quedar fuera de los medios y la opinión pública, ahora Betty es noticia otra vez porque en las últimas horas trascendió que delincuentes asaltaron su casa ubicada en el barrio Arguello, al noroeste de la ciudad de Córdoba.

Ello ocurrió, hace más de una semana atrás, sin embargo recién se supo del robo. Afortunadamente, al momento del asalto, ni Olave ni sus hijos Ulises y Flavio se encontraban en el lugar. “Fue un robo domiciliario sin moradores.

Vea también: Jorge Rial cargó durísimo contra los premios Estrella de Mar

Ladrones se llevaron recuerdos y dólares de la casa de Beatriz Olave

Trascendió que el viernes 8 de febrero, aproximadamente a las 23 horas, se recepta una llamada telefónica en la central de comunicaciones donde un vecino manifestaba que ingresaron a la casa de Beatriz Olave”, informó el comisario Benigno Velazquez a C5N.

Asimismo, según indicó en Nos vemos, el día del robo Ulises Bueno estaba dando un show en Buenos Aires y había viajado junto a su hermano y su madre. Se llevaron recuerdos y tres mil dólares.

A su vez, la policía indició que un vecino cuidó la casa hasta las 18 y cuando regresó cerca de las 23 vio los daños en una puerta/ventana del primer piso y los bienes revueltos en la parte interna de la vivienda.

Como lo manifestó Flavio: “Se llevaron parte de los recuerdos que tenían de Rodrigo, tres cadenas de oro, algunos relojes de marca, perfumes y tres mil dólares que había en una caja”. Ni en los alrededores ni en el inmueble hay cámaras, mientras que la casa más próxima se encuentra a unos 30 metros.