La fuente de la eterna juventud

227

Hasta ahora nadie ha conseguido la fuente de la eterna juventud. Y aunque el ritmo de vida actual no favorece la longevidad, sí hay algunos lugares del mundo en los que sus habitantes han logrado alcanzar una vida sustancialmente más longeva que el promedio mundial, que es alrededor de 71 años.

Japón: dieta y comunidad

Viviendo en promedio 83 años, los japoneses tienen una de las esperanzas de vida más altas.

Okinawa, llamada con frecuencia como “la tierra de los inmortales”, se ha convertido en un centro mundial e investigación sobre la longevidad gracias a que en estas islas ubicadas al sur de Japón residen más de 400 personas mayores de 100 años.

Muchos atribuyen esta situación a la dieta local. Pero la existencia de círculos sociales activos entre las personas mayores y de una comunidad fuerte también contribuyen a lograr menores niveles de estrés y a un importante sentimiento de arraigo.

España: tiempo para comer, digerir y caminar

La dieta mediterránea ha contribuido durante mucho tiempo a la larga vida de los españoles (cuya edad promedio es de 82,8 años). Pero este país tiene otro secreto sobre la longevidad oculto bajo su manga: la siesta.

Además la configuración de las ciudades de España también permite que la gente se mueva más, dado que las tiendas y los restaurantes tienden a estar a una distancia corta de la casa de la mayor parte de la gente, lo que favorece que se desplacen caminando.

Singapur: ejercicio y prevención

Con amplio acceso a instalaciones médicas de última tecnología y un sistema sanitario que ha sido considerado como “milagroso”, los habitantes de Singapur son más longevos que nunca hasta llegar a una edad promedio de 83,1 años.

El país tiene una de las tasas de mortalidad infantil y materna más bajas del mundo y ha hecho de la medicina preventiva el centro de su sistema de salud.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *