Klotho: Posible estrategia contra el alzhéimer y el párkinson

329

Investigadores médicos informaron que una inyección de la hormona Klotho en ratones, mejoró en poco tiempo su memoria espacial y de trabajo, potenciando de forma extraordinaria sus neuronas, lo que se convierte en un diagnóstico esperanzador para el futuro tratamiento de enfermedades neurológicas en el hombre, como el alzhéimer y el párkinson.

Tales efectos, vistos en ratones viejos y jóvenes, se mantuvieron vigentes por semanas de acuerdo al resultado arrojado por este nuevo estudio, que quedó plasmado en la revista Cell Reports el pasado martes.

La hormona Klotho logró revertir los déficits cognitivos y motores del grupo de roedores presto para esta investigación científica. Dena Dubal, profesora de neurología y decana de la cátedra de envejecimiento y enfermedades neurodegenerativas, en la Universidad de California (EEUU), indicó lo siguiente: “Esto sugiere que un tratamiento con un fragmento de Klotho puede mejorar las funciones cerebrales durante toda la vida, y puede representar una nueva estrategia terapéutica contra enfermedades como el alzhéimer y el párkinson”.

Acotó que sigue representando un mayor reto biomédico el envejecimiento de las personas, sus disfunciones cognitivas y su falta de movilidad, factores que no tienen hoy en día un tratamiento médico eficaz.

“Por supuesto, se necesitan estudios clínicos para determinar la inocuidad y eficacia de la hormona Klotho en los seres humanos. El organismo comúnmente produce altos niveles de esta hormona, de tipo proteica, que regula múltiples procesos celulares y está vinculada a un alargamiento de la vida en gusanos, ratones y seres humanos. Pero, la cantidad disminuye con la edad, el estrés crónico, el envejecimiento cerebral y las enfermedades neurodegenerativas”, destacaron los investigadores.

Se trató a los roedores por espacio de cuatro días. Los efectos de la inyección de Klotho duraron dos semanas después. Una sola aplicación de este en los ratones viejos, logró mejorar su memoria espacial y de trabajo pocos días después. Hubo otro experimento donde el Klotho detuvo el déficit motor y cognitivo en el grupo de ratones, al cual se le modificó genéticamente para que produjera una proteína que contribuía al desarrollo de enfermedades como Alzhéimer y Parkinson.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *