Kim y Kanye tendrán un tercer bebé por subrogación

347

La modelo y socialité estadounidense, Kim Kardashian y su esposo el rapero Kanye West están a la espera de un tercer hijo, gracias a que la mediática pareja optó por una gestación subrogada para cumplir su deseo de ampliar aún más su familia.

Esta idea no surgió de la nada, pues ya en capítulos anteriores de su reality TV show, “Keeping up with the Kardashians”, habíamos escuchado de boca de Kim que anhelaba tener un tercer bebé, pero debido a complicaciones en sus embarazos previos, no podía concebir naturalmente. Por tanto, estaba considerando la idea de que su hermana, Khloé, le “prestara” su vientre para cumplir su sueño.

Más adelante observamos que esa petición no llegó a concretarse por diferentes factores, lo que llevó a Kim a buscar una persona “confiable y seria” para realizar la subrogación con éxito, y al parecer ya lo logró. De acuerdo a la información que maneja el portal norteamericano, TMZ, el costo por esta gestación será de 45.000 dólares, y en caso de que haya un embarazo múltiple se cancelarán 5.000 dólares por cada bebé “adicional”.

“El pago se hará en diez mensualidades. Si acaso la gestante tiene problemas con sus órganos reproductivos, habrá una indemnización de 4.000 dólares. Además, Kim y Kanye deberán abonar 68.850 dólares a la agencia que efectuará todo el proceso, de principio a fin”, aclaró el portal TMZ.

Entre las clausulas impuestas por esta célebre pareja a la madre subrogada, se incluye: No tener actividad sexual tres semanas antes a la fertilización y tres semanas después a la implantación del embrión. No podrá visitar saunas, tener contacto directo con gatos, pintarse el cabello con productos químicos, o beber mucha cafeína de forma diaria.

Kardashian eligió tener a su tercer “retoño” de esa manera, pues había sido diagnosticada previamente con “placenta acrenta o adherida”, que hace del parto una situación riesgosa para cualquier madre, donde puede haber serias hemorragias al adherirse la placenta de forma tal a las paredes del útero, que no logra desprenderse correctamente cuando es debido.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *