Kevin Spacey sale del closet tras acusación sexual en su contra

231

El oscarizado actor norteamericano, Kevin Spacey, de 58 años de edad, se declaró gay a través de su cuenta oficial de Twitter, hace unas cuantas horas, luego de conocerse la historia de su colega, Anthony Rapp (46), quien informó que años atrás Spacey intentó tener un encuentro con él, cuando apenas tenía 14 años.

De acuerdo a la declaración que dio Rapp a una revista estadounidense, el evento ocurrió a mediados de los ochenta cuando asistió a una fiesta en el departamento de Spacey, ubicado en Manhattan, Nueva York. Él era el único adolescente en el sitio, por lo que pasó la mayor parte del tiempo en uno de los dormitorios viendo televisión.

“No sabía que la fiesta había terminado y que estaba sólo con él allí. De pronto apareció en la puerta de la habitación. Pensé: Debería irme a casa. Él luego me tomó, como un hombre que levanta a su novia para pasar juntos por el umbral. Me dije: ¿Qué está pasando?, luego se acostó sobre mí”, relató Rapp.

Añadió que debía tratarse de un juego de seducción de Spacey. La historia no es nada nueva, ya que él la compartió con los lectores de “The Advocate” en el año 2001, sólo que nunca había dicho que se trataba de la estrella de “House of Cards”. “Yo era consciente de que él estaba tratando de tener algo sexual conmigo”, confesó Rapp, quien es abiertamente gay.

Ante tal acusación, Spacey ofreció disculpas públicas y aprovechó para exponer algunos “secretos” de su vida. “Tengo mucho respeto y admiración por Anthony Rapp como actor. Estoy horrorizado de escuchar su historia. Honestamente, no recuerdo el encuentro, hubiera sido hace más de 30 años. Pero si me comporté como él lo describe, le debo la más sincera disculpa, por lo que hubiera sido un comportamiento borracho profundamente inapropiado”, destacó.

Confesó que sí ha tenido citas con hombres y mujeres, pero que ahora no debe ocultar más lo que siente por su mismo género. “He amado y tenido relaciones románticas con hombres a lo largo de mi vida, y elijo ahora vivir como un hombre gay. Quiero lidiar con esto honesta y abiertamente, y eso comienza con el examen de mi propio comportamiento”, indicó.

Rapp explicó que su historia no pretende hundir a Spacey para ganar “15 minutos de fama”, sino que tras el caso Weinstein entendió que necesitaba decir lo que vivió de joven, pues eso -según su percepción- marca una gran diferencia: El hablar del tema y no reservarlo por temor a ser juzgado.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *