Karina La Princesita realizó una impactante confesión

182

El Bailando por un sueño potencia las emociones de sus participantes. Eso es precisamente lo que sucede porque los famosos que compiten en el show de Marcelo Tinelli están expuestos a muchísima presión.

En esta ocasión, eso le sucedió a Karina La Princesita, que realizó una coreografía sobre el empoderamiento de la mujer. Además, habló de las agresiones que sufrió (“me han dicho gorda, no vas a poder”) y de su decisión de cambiar esa historia (“me voy a plantar acá”).

Todo comenzó cuando la joven reconociendo que “estamos viviendo en general en esta sociedad un momento donde las mujeres están alzando su voz y parece que para las mujeres que han sufrido tanto como mi mamá o yo desde pequeña”.

Vea también: Tinelli habló de la reunión entre Alberto Fernández y Rodríguez Larreta

Karina La Princesita: “Me han dicho gorda no vas a poder, sos de madera y un montón de cosas que duelen”

La joven reconoció que más allá de ganar un certamen de baile lo más importante era dar un mensaje. Ella sabía que no iba a demostrar sus dotes de bailarina.

“Me parece que lo más importante era traer un mensaje, que a pesar de todo lo que hayas vivido en la vida tenés que ser valiente igual, soy una mujer que pasó por distintos hechos de violencia de verdad y siendo adulta también y de mucho bullying en el colegio como en las redes”.

Posteriormente, Karina habló de su experiencia personal en este doloroso tema. Al respecto reveló que le dijeron que no iba a poder por gorda, que era de madera y un sinfín de cosas que le causaron mucho dolor.

Todos fuimos criados en ambientes muy machistas, por eso yo he pasado por distinto tipo de violencia desde mi niñez, y mucho bullying… Yo me voy a plantar acá y hacer lo que quiero hacer”.

Horas antes de su presentación, adelantando el tema que trataría en el piso de ShowMatch, la cantante ya publicó un contundente post en su cuenta de Instagram.

“En el cara a cara te das cuenta si juzgas injustamente o no porque percibís la buena vibra de las personas. Y recibir tanto cariño en la calle, y a cada lugar del país al que voy me hace sentir feliz y realizada. Porque llega ese mensaje que tanto quise dar. De superación, de fortaleza a pesar de la historia dura que puedas haber tenido”.