Intendente Germán Alfaro habló sobre las cajas navideñas

401

El intendente oficialista de San Miguel de Tucumán, Germán Alfaro, en relación a la polémica que se desató después de que se repartieran cajas navideñas con su rostro en los barrios más humildes de la localidad. “No creo que me voten por esto”, se defendió.

“Yo salí a los barrios más vulnerables con gente empleada de la Municipalidad. Puse los nombres y lo que correspondía. Si tuviera más, voy y lo reparto”, expresó Alfaro en una entrevista con TN central. “Hay distintos puntos de vista. Es una tarjeta dentro de la caja”, se defendió. Además, agregó que, más allá de la acción política, “acá hay una realidad que es la pobreza”.

Asimismo, durante la última semana del año 2018, dirigentes políticos repartieron un total de 70 mil cajas navideñas en los barrios de San Cayetano y Lola Mora. Dentro del obsequio había un pan dulce, un paquete de arroz, una botella de aceite, latas de atún, una bolsa de lentejas, una mermelada, una yerba, una caja de puré de tomate y leche en polvo.

Vea también: Cgera realizó un análisis sobre la situación de la industria

Imagen de Germán Alfaro en la caja causó polémica

Se conoció que el paquete tenía impreso el logo del Ministerio de Desarrollo Social de la Presidencia, junto al de la Intendencia de Tucumán y, en el interior, una tarjeta con el logo de la Municipalidad y una imagen de Alfaro y su esposa, la diputada nacional de Cambiemos Beatriz Ávila. “Felices Fiestas para todos los tucumanos, les desean Beatriz y Germán”, era el mensaje que contenía.

A su vez, la entrega de las cajas se llevó a cabo en un video, en donde se ve como, el pasado sábado 29 de diciembre, cientos de vecinos de los barrios que se seleccionaron se abalanzaron sobre el camión que llevaba las cajas, desde donde se lanzaban los obsequios, sin ningún control sobre quien los recibía.

Una vez que el video se hizo viral, surgieron las críticas, que señalaban el movimiento político que el intendente pretendía lograr concediendo alimento con su rostro en los barrios más vulnerables. De hecho, a modo de burla, apodaron a Alfaro como Papá Noel.

En ese sentido, el ministro de Desarrollo Social de Tucumán, Gabriel Yedlin, proveniente del peronismo, liberó de responsabilidad al Ministerio de la situación y salió al cruce de Cambiemos. “Los mismos que reparten propaganda electoral con comida son los que en las elecciones pasadas dieron tickets para compras”, señaló.

“Cabe aclarar que el Ministerio de Desarrollo Social de Tucumán no tuvo intervención en esta movida propagandística del intendente Alfaro, la diputada Ávila y Cambiemos. Usaron alimentos de Nación, para hacer publicidad partidaria”, sentenció vía twitter.