Innovaciones que pretenden no atentar contra el ambiente

186

Todo lo que hagamos en pro del medio ambiente nos será bien recompensado en el futuro. Por tal razón, muchos investigadores y científicos -en múltiples áreas de interés- se han dedicado a la tarea de hacer nuevas creaciones que podrían mejorar nuestro entorno natural y por ende nuestra calidad de vida, a la vez que buscan cooperar para revertir de forma eficaz los efectos del cambio climático en el mundo.

Así que por el momento presentaremos a ustedes tres ideas ambiciosas que apuestan por la protección real de nuestro ambiente.

La primera de ellas es la instalación de criaderos de ostras en New York (EEUU), para lo que se utilizó la porcelana obtenida de unos 5000 inodoros que sirven ahora de viveros. Sorprende que también se pueda reutilizar la concha de ese molusco. Sí, así como leyeron.

Una fundación estadounidense que se encarga de la adecuada gestión de desechos en su país comenzó un programa donde participan casi 30 restaurantes que guardaban conchas de ostras. Tras conversar con los dueños, les comentaron que debían tomarlas para poder devolverlas al océano, puesto que ayudan a la restauración de los lechos marinos.

De forma que dicho programa ya ha colocado casi tres millones de conchas de ostras en partes del océano qu han sido destruidas por impactos naturales. Con esa contribución se mejorará en un futuro cercano la calidad del agua, según lo que explica un estudio sobre el tema.

Otra innovación es el coche eléctrico y solar, por lo que la compañía Volvo ha prometido sacar dentro de dos años una producción de vehículos similares.

Mientras tanto, su equipo de trabajo continuará abocado a la futura fabricación de esos medios de transporte, que tendrán incluso baterías y/o paneles solares con los que podrán cargarse rápidamente conforme van circulando.

La última novedad sería la instalación de paneles en aceras y pavimentos, los cuales lograrán transformar la energía cinética de los transeúntes en energía eléctrica que será utilizada en las áreas cercanas y comunes donde estén ubicadas.

Tal proyecto inició en varios sitios del estado de Washington (EEUU), así como en Londres (Inglaterra). Algunas personas que participaron para que fuese efectiva esta creación se mostraron complacidas de que su “aporte” pudiese generar una fuente de electricidad renovable y confiable, lo que llevó a que esos sitios sean ahora muy concurridos por turistas de varias partes del mundo.

 

Al regresar las conchas de ostras al mar, se mejora la calidad del agua




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *