Iglesia: Edgardo Ortíz opinó sobre la situación de Formosa

50

En una entrevista que ofreció al programa de Jorge Lanata por Radio Mitre, el cura Edgardo Ortíz opinó sobre la situación que se está llevando a cabo en Formosa sobre los centros de aislamiento y el presunto abuso de poder del gobernador GildoInsfrán.

Asimismo, el representante de la Iglesia sostuvo que se firmó una carta junto a 15 sacerdotes al Gobierno nacional para que el mandatario culmine con el autoritarismo que se vive en la provincia.

La carta le reclama al Gobierno que deponga su actitud dictatorial y que se empeñe en nuevas políticas sanitarias. Nuestro obispo con alguno de los ministros conversó y le prometieron soluciones que no llegaron”.

El representante de la iglesia refirió que prometieron que iban a crear nuevos centros de aislamiento con una forma más humana. No obstante, los centros de aislamiento siguen siendo lo que eran, más un claustro, una prisión, que un centro de ayuda para los enfermos.

Los casos son gente que están internadas en esos lugares de aislamiento, todos mezclados sanos con enfermos, gente que no tiene libertad de salir a los patios. Están hacinados y llenos de angustias porque les hacen los hisopados, les prometen las salidas, no los dejan salir”.

Vea también: 

 Edgardo Ortíz pidió que se haga un control más humano en los centros de reclusión

Ortíz también pidió que se controle a las personas de una manera más humana. Al mismo tiempo señaló que lo que más reclama la Iglesia es que se pueda atender a las personas debidamentey volver a sus casas en el tiempo que corresponde.

De igual forma, la gente continúa sufriendo su aislamiento, en lugares que no son se instalaron de forma adecuada y por ende a atención no es la propicia. En Formosa están tratando de superar la situación, pero con ciertas restricciones.“Las reuniones religiosas están prohibidas”, aseguró el cura.

Por otra parte, Ortíz manifestó que no se habló con el Vaticano por ahora pero que confían en que los políticos puedan encontrar soluciones verdaderas.

Están empecinados en esta única manera que nos ha traído más problemas que soluciones. El primer contacto que se tuvo fue a través de la doctora Graciela Neme. Ella había logrado el ingreso de los varados”.