Hormigas eliminan residuos alimenticios en bosques tropicales

904

Un estudio de la Universidad de Liverpool en Reino Unido, señaló que las hormigas son capaces de recolectar más de la mitad de los residuos alimenticios que puedan conseguirse en los suelos de los bosques tropicales. Para esta investigación, los científicos contaron con el apoyo de representantes del Museo de Historia Natural de Londres, quienes estudiaron zonas a gran escala de los bosques tropicales de Borneo, situados en Malasia.

“Estamos seguros en que las hormigas son los insectos responsables de gestionar más de la mitad de los residuos alimenticios del suelo en la selva tropical, con lo que desempeñan un papel clave a la hora de mantener un ecosistema saludable. Además, entendemos que el resto de los residuos se encargaron de eliminarlos animales como mamíferos, aves y otros vertebrados e invertebrados”, dijeron los investigadores británicos.

Explicaron que, entre los desechos y recursos gestionados por estos increíbles insectos, se incluyen a animales muertos, semillas y frutas propias del hábitat. Kate Parr, ecóloga y una de las investigadoras del estudio, destacó que “el movimiento, consumo y reciclaje de material orgánico muerto de los ecosistemas es necesario, porque facilita la redistribución y la descomposición de los nutrientes, ya que las hormigas recogen los desechos y los llevan a sus nidos, crean despensas de nutrientes donde las plantas y los microbios prosperan”.

“La acción de las hormigas obliga a mantener un suelo diverso y sano. Estamos seguros que ningún otro animal puede compensar esta función, por lo que, si las hormigas no limpiaran o eliminaran los desechos, el material orgánico muerto se acumularía y se descompondría más lentamente in situ, creando un ambiente de suelo más homogéneo y menos diverso”, puntualizó la ecóloga.

Acotó además que la importancia de este estudio radica en que los bosques tropicales son algunos de los ecosistemas más amenazados del planeta, y donde se ha observado una pérdida considerable de especies de animales a un ritmo poco usual. Por cuanto, al efectuar este tipo de investigaciones, se distingue claramente el rol que tiene cada animal en nuestro complejo medio ambiente. “Cuantas más piezas tengamos, mejor veremos el cuadro completo y entenderemos cómo funciona el sistema. Predecir las consecuencias de las pérdidas de especies y crear medidas para mitigar las consecuencias negativas de los impactos humanos en los ecosistemas”, concluyó Parr.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *