Hablemos sobre inteligencia migratoria

231
El concepto inteligencia migratoria se escucha frecuentemente por estos días en el mundo y la región latinoamericana no escapa a esta influencia. Especialmente en las nuevas generaciones, ansiosas de conocer el mundo impulsados por la globalización e interconexión.
Se ha vuelto normal que los jóvenes aspiren formarse en un país diferente al que residen. Más aún si el área en el que se quieren desarrollar existe o está más posicionada fuera de las fronteras del lugar donde nació.

A principios de esta década la UNESCO informaba que 5% de los estudiantes internacionales en el mundo pertenecían a América Latina. Sin duda alguna, esta cifra debe haber variado, considerando el número de becas y oportunidades que hoy se dan, así como la situación política o económica por la que atraviesan algunos países.

Por eso los jóvenes latinoamericanos están llamados a informarse y a formarse en el tema de inteligencia migratoria. Considerando que es un fenómeno ya estudiado, que el migrante pasa por un duelo migratorio, independientemente de que el traslado sea deseado y buscado.

¿De qué se trata la inteligencia migratoria? 

De una serie de herramientas que permiten a la persona transitar el duelo y adaptarse. Se trata de un mix entre inteligencia emocional, adaptación al cambio y planificación estratégica, los cuales permitirán al joven una experiencia de mayor bienestar, superando los estados emocionales contradictorios entre dicha y nostalgia que suelen experimentar.
Cuando dejamos nuestro país, no solo dejamos un lugar geográfico, sino también un modo de entender y hacer las cosas que estructuró y orientó nuestra vida hasta el momento de nuestra partida. Cambiamos de cultura y empezamos un largo camino de reajuste entre lo que sabemos y damos por sentado y un modo distinto de hacer las cosas que predomina en el nuevo lugar. Por ello, podemos sentirnos confundidos, desorientados y frustrados.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *