Guillermo Lipera expresó que nada amerita libertad de Boudou

303

Tras la disputa por la liberación del exvicepresidente kirchnerista, Amado Boudou apenas comienza y son varios los especialistas jurídicos que se manifestaron su disconformidad por el nuevo fallo. “No existe ningún elemento nuevo que amerite la libertad de Boudou”, expresó Guillermo Lipera.

Asimismo, el titular del Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires, manifestó: “Condena firme es cuando una condena no puede ser revisada. El 7 de agosto Boudou en el Tribunal Oral es condenado a cinco años y cuatro meses. Él pide la excarcelación, que se deje sin efecto la prisión preventiva hasta tanto el fallo quede firme. El Tribunal le dice que no corresponde en este caso la excarcelación”.

A su vez, explicó que Boudou “mete un recurso ante la Cámara de Casación que es un tribunal superior”. “Casación dijo que es inadmisible el recurso a Casación. Esto lo dijo el 22 de agosto. Los abogados de Boudou interponen un recurso extraordinario para ir a la Corte. Casación rechaza el recurso extraordinario entonces los abogados van en queja a la Corte”, puntualizó.

Además, aclaró que “la queja nunca suspende la ejecutariedad del acto previo. El 7 de diciembre se vuelven a presentar los abogados de Boudou y dicen ‘atento que salió un procesamiento del juez Lijo contra Echegaray en un tema relacionado con este, en donde se les concedió la excarcelación. Entendemos que hay elementos nuevos como para que se deje sin efecto la prisión preventiva’. Esto es lo que resuelve el tribunal el 11 de diciembre”.

Vea también: ARA San Juan: Marcelo Srur Rindió Cuentas En El Congreso

No hay elementos para abrir el tema Boudou según Guillermo Lipera

Durante una entrevista con el programa radial que conduce Marcelo Longobardi, insistió en que “no hay ningún elemento nuevo que amerite que se vuelva a abrir el tema y se lo deje en libertad. La Argentina está necesitando una señal de que el que las hace las paga. A quien más cargo tiene, más responsabilidad le corresponde y más le tenemos que exigir como sociedad”, manifestó.

Para finalizar expresó: “Desde el punto de vista jurídico en cuatro meses pretenden cambiar un fallo de Casación. Técnicamente uno puede discutir toda la vida esto, pero desde la lógica si ya fue decretada la prisión preventiva por un tribunal y va a Casación y es confirmado, no hay razón para que a los cuatro meses sin que pase nada nuevo se deje sin efecto”.