Gobierno solicitó ayuda al FMI por expropiación de YPF

124

El Gobierno pidió el apoyo del Fondo Monetario Internacional (FMI) ante la Corte Suprema de Estados Unidos para sustentar la defensa del país en el multimillonario juicio por la expropiación de YPF, que ocurrió durante el período kirchnerista.

Asimismo, la táctica argentina es lograr que las fuerzas internacionales presenten amicus curiae, es decir, escritos en donde se vuelquen a favor de Argentina ante Estados Unidos. Según informó el procurador del Tesoro, Bernardo Saravía Frías, explicó a La Nación, de esta forma se reforzará su postura ante el tribunal de Justicia a fin de impulsarla a falla en su favor.

De igual forma, se prevé que el país podrá alcanzar a tener el apoyo de organismos internacionales, Canadá, al menos dos países europeos (España y Francia) y socios de la región como Brasil, Colombia y México, además del Gobierno de Donald Trump.

Vea también: Kirchner pidió que causa se juzgue en Santa Cruz  

Comunidad internacional apoya al gobierno y ahora pide al FMI que se sume

El juicio lo inició Burford, quien compró la quiebra de dos empresas españolas de la familia Eskenazi, y obtuvo el derecho de litigar por la estatización de la petrolera. En tanto, Argentina sostiene que la expropiación fue un acto soberano y por lo tanto está protegida por una ley norteamericana que reconoce la inmunidad a estados extranjeros, la firma asegura que el caso debe seguir tratándose en territorio estadounidense.

En ese sentido, si bien el Gobierno cuenta con el apoyo de la comunidad internacional, todavía podría recibir un revés de parte de la Justicia. De darse este escenario, Argentina ya tiene una salida prevista: el Discovery, una herramienta judicial que tendrá como objetivo ir a fondo y revelar a todos los actores en la maniobra.

Para finaliza, Saravia expuso: “Esto es un caso de corrupción, que empieza manchado y termina manchado”. Al mismo tiempo añadió que se utilizará “el proceso Discovery para que esto se abra, y se abra profundamente y vayamos a la raíz del problema. Esto tiene una causa espejo en la Argentina y una causa vinculada en España. Son tres jurisdicciones que están jugando, y nosotros las vamos a hacer jugar en conjunto”.