Flor Vigna dijo que Nico Occhiato terminó la relación

386

Flor Vigna estuvo en un móvil en El diario de marriana y habló sobre su presente laboral y emocional, a poco tiempo de regresar a la pista del Bailando 2019.

Luego de que el año pasado rechazara estar en el certamen para desarrollar más su faceta como actriz en la tira de ficción Mi hermano es un clon, que protagonizó con Nicolás Cabré por canal Trece.

En cuanto a su exposición en las redes, la famosa dijo: “Eso es algo que aprendí con el tiempo. Uno lo tiene tan a mano que querés compartir todo. Me di cuenta que quería tiempo para mí, vivir mi presente, mi ahora. Estoy acá gracias a la gente, me ayudaron en Combate y el Bailando, entonces respondo”, dijo la participante de ShowMatch.

Al mismo tiempo, sobre los “haters”, admitió que “al no meterme mucho en la vida de los demás no tengo mucho ese público, pero siempre hay uno”.

De igual forma se refirió a la guerra de fans, los de Micaela Viciconte y Laurita Fernández, Flor sostuvo: “sí, decía que algunas cosas no. Trato de no tomarme una exigencia“. Y continuó diciendo: “Por ahí sí puedo contagiar algo nuevo, lo hago”.

Vea también: Flor Vigna reveló sus planes para ganar Súper Bailando 2019

“Uno no puede estar contando todo lo lindo”, declaró Flor Vigna

La bailarina se animó a hablar con respecto a uno de los últimos momentos que pasó, en donde tuvo un episodio de estrés que le afectó en su piel, más específicamente en su rostro.

“Cuando me pasó lo del brote no lo dije porque no quería hablar de mi separación. La gente me cruzaba y me preguntaba si tenía la cara roja. Era un sarpullido y estaba hinchada”, explicó Vigna.

“Una vez perdí la voz por algo que me pasó. Re contra somatizo. Uno no puede estar contando todo lo lindo, ni contar todo tampoco”. Y continuó: “A veces las digo de más. Cuando estás al pe… tenés preocupaciones de mambos“.

Sobre su deseo de formar una familia con una pareja estable, algo que parecía más cercano cuando estaba en pareja con Nico Occhiato, Vigna sostuvo con total sinceridad: “Siento que lo quiero en mi vida, pero cuando se me dan las cosas ahora, quiero esperar“.

“Puedo rescatar de Nico millones de aspectos positivos, es difícil encontrarle defectos. Por eso fue tan difícil separarse, más cuando la decisión pasa por el otro. Él necesitaba estar solo y yo no notaba esa necesidad en mí”, analizó Flor.