Falleció mujer contagiada de SFTSV al ser mordida por un gato

144

Autoridades de Japón advirtieron ayer sobre el que sería el primer caso mundial de contagio del virus SFTSV (Bunyavirus del Síndrome de Fiebre Grave con Trombocitopenia), detectado en una mujer que lamentablemente murió luego de ser mordida por un gato callejero que portaba la enfermedad.

Al parecer, el extraño y no tan conocido virus se contagia a los seres humanos por otros mamíferos, aunque fue identificado por primera vez hace unos siete años en una comunidad de China, desde donde se propagó a Japón en el 2013, sólo que no había una cálculo específico sobre las víctimas fatales del SFTSV.

Esta enfermedad se ha detectado mayormente en las zonas rurales de China, y vista en pacientes que han sido picados por garrapatas, lo cual sería -según los científicos que estudian el caso- el único o principal medio de transmisión del virus, completándose así el ciclo.

La víctima fatal era una japonesa de unos 50 años que si bien no mostraba signos de picadura de garrapatas, sí tenia una mordedura de un gato callejero que había recogido previamente para llevarlo a un chequeo médico veterinario. Días después de tener la herida, la mujer presentó fiebre alta y otros síntomas característicos de la SFTSV, para los que no existe tratamiento clínico.

Voceros del departamento de sanidad en Japón mostraron a los medios de comunicación un balance de las personas infectadas con el virus, que hasta este mes son unas 266 en su país, de las cuales 57 han fallecido. En China se han registrado centenares de casos en el centro y noreste de la nación, al igual que en Corea del Sur.

No existe tratamiento ni vacuna contra el virus SFTSV. Sólo sabemos que los síntomas que manifiesta son fiebre elevada, vómitos y diarrea, acompañados de una falla múltiple de los órganos y en algunos casos de problemas de comportamiento. El mejor método para reducir el riesgo de infección es evitar las picaduras de garrapatas, así que tengan atención y eviten acariciar animales de procedencia dudosa”, comentó un portavoz del Ministerio de Salud japonés.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *