Encontraron ballena varada en San Clemente del Tuyú

292

Habitantes y turistas de la ciudad de San Clemente del Tuyú, despertaron ayer con la noticia sobre la aparición de una monumental ballena, que quedó varada a orillas de la playa. El animal ya se encontraba en avanzado estado de descomposición, por cuanto fue imposible para la comunidad de expertos determinar a cuál especie correspondía el cetáceo.

En el lugar del suceso, estuvieron presentes profesionales de la Fundación Mundo Marino, quienes con sus atenciones y servicios trataron de evaluar las posibles causas de muerte de esta gran ballena, que poseía una longitud de 16 metros. El ejemplar tenía también dos largas sogas enredadas y sujetas a su cavidad oral.

Al momento de su descubrimiento, se calculó que la ballena habría fallecido aproximadamente una semana atrás. No obstante, el grupo de profesionales de la Fundación tomó varias muestras del cuerpo para realizar un análisis más detallado, con el que se logre esclarecer ciertas dudas sobre cómo pudo un animal tan enorme haber encallado de esa manera, y qué factor influyó en su deceso.

El hecho de que la ballena haya tenido una soga en la boca, nos obliga a tomar conciencia sobre los riesgos que los residuos humanos están causando en el ambiente, en la fauna. Como parte de la Fundación, recibimos con más frecuencia animales como aves, lobos y tortugas marinas para su rehabilitación, porque se encuentran heridos o con sus intestinos llenos de plástico. En cuanto a las ballenas, sólo en el primer semestre de 2016 encallaron 23 jorobadas en Brasil, y en nuestro país varó una de ellas con vida en Mar del Tuyú”, comentaron voceros de la Fundación.

Son muchos los factores que pudieron intervenir en este caso, por ejemplo, un posible crecimiento de esa especie en su medio natural, el avance del cambio climático en el mundo, y hasta el accionar de los humanos en los océanos, es decir, pesca indiscriminada y/o sin control, lo cual podría explicar la soga localizada en la boca de la ballena.

Expertos sugieren que, de conocerse otro evento similar con cualquier animal varado en la costa, es importante comunicarse con el personal idóneo al (02252) 43-0300, luego intentar humedecer o mantener “cómoda” a la criatura, pero nunca, jamás, tratar de moverla o manipularla por su cuenta, pues las consecuencias podrían ser desastrosas.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *