En Argentina ya se dispone de tratamiento para la esclerosis

557

Pacientes con esclerosis múltiple ya tienen una nueva alternativa a través de un tratamiento que desde ya se encuentra disponible en Argentina.

Este avance médico supone la disminución de los síntomas con amplios niveles de efectividad. El tratamiento consiste en un medicamento oral que se indica por un máximo de 20 días en un plazo de 2 años.

Especialistas revelan que es eficaz hasta por 4 años en la disminución de la actividad de la enfermedad, por lo que se convierte en la mejor alternativa para estos pacientes, garantizándoles una mejor calidad de vida.

Resalta que la esclerosis múltiple es una enfermedad neurológica, crónica y de la cual se desconocen las causas, afecta de manera progresiva el sistema nervioso central.

Adicional a ello, la enfermedad se expresa con “Mil caras”, ya que cada padecimiento es individual y distintivo en cada paciente, dados años de investigación, la ciencia se está labrando un camino para brindar respuestas a los pacientes.

Por tanto, esta medicación es eficaz para el tratamiento de esta enfermedad neurológica, por lo general se utiliza para los pacientes con esclerosis múltiple recurrente muy activa según las características clínicas.

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica otorgó el permiso para su comercialización en Argentina, el medicamento Claribidina, estará disponible en empaques de 10 comprimidos.

Según la información suministrada por el jefe de Neuroinmunología y Enfermedades Desmielinizantes del  Instituto de Investigaciones Neurológicas Dr. Raúl Carrea (FLENI), “Es muy motivador tener la aprobación de un nuevo tratamiento para la esclerosis múltiple en Argentina”.

En la Nación se contabilizan alrededor de 12 mil pacientes diagnosticados con esclerosis múltiple que se verán beneficiados con este tratamiento. Algunos pacientes atraviesas crisis o recaídas y este tratamiento pretende minimizar tales efectos. Las crisis se manifiestan a través de visión borrosa, hormigueos de brazos o piernas y trastornos motrices o de coordinación, entre otros síntomas, episodios que potencialmente pueden ir dejando secuelas permanentes.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *