El plástico se apodera de nuestro mundo

198

Un estudio revelado por científicos de las universidades de Georgia, California y Santa Bárbara junto a la Sea Education Association de Estados Unidos, sostiene que el hombre ha generado más de ocho mil millones de toneladas métricas de plástico desde los años cincuenta, cifra de la cual se desprenden unas seis mil millones ahora convertidas en residuos.

El problema se presenta cuando de ese último volumen, sólo el 9% fue reciclado, un 12% incinerado, dejando que un 79% continúe acumulándose en vertederos o contaminando nuestro entorno natural. Por supuesto, de acentuarse esta situación, habrá para el 2050 al menos 12 millones de toneladas métricas de basura plástica en vertederos así como en espacios públicos de interés común, ésto que de llevarse a una escala real sería como un lote de desperdicios 35 mil veces más pesado que el edificio Empire State de la ciudad de Nueva York (EEUU).

Jenna Jambeck, una de las científicas del referido estudio, destacó que “la mayoría de los plásticos no se biodegradan en ningún sentido significativo, por lo que los residuos que los humanos han generado de ese material podrían estar con nosotros durante cientos o incluso miles de años. Las estimaciones subrayan la necesidad de pensar críticamente sobre los materiales que usamos y nuestras prácticas de gestión de residuos”.

La producción del plástico no ha disminuido conforme pasan los años. De hecho, puede decirse que su fuerte es la fabricación de empaquetados que por lo general las personas usan una vez y desechan muy pronto. Roland Geyer, profesor asociado a la Escuela de Ciencias Ambientales y Administración Bren de Santa Bárbara, defendió la finalidad de este estudio al catalogarlo como “un paso para la creación de bases para la gestión sostenible de los materiales plásticos”.

“No se puede administrar lo que no se mide. Hay áreas en las que los plásticos son indispensables, especialmente en productos diseñados para durabilidad, pero creo que tenemos que echar un vistazo cuidadoso a nuestro uso expansivo de los mismos, puesto que el mundo depende de ello”, concluyó.

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *